La Reina Letizia ha empezado con tropezón, literal, su viaje oficial a República Dominicana. Un traspiés por el que casi se da de bruces contra el suelo delante de las cámaras.

Publicidad

Después de disfrutar del musical ‘Billy Elliot’ con la Reina Sofía, Paloma Rocasolano, sus dos hijas y sus sobrinas Victoria Federica e Irene, la Reina Letizia ponía rumbo a República Dominicana. Y nada más llegar, iba a visitar un proyecto para mejorar las instalaciones de abastecimiento de agua potable en comunidades rurales.

Allí sufría un tropezón que casi le hacía caer de bruces contra el suelo. Era a su salida ya, delante de las cámaras y de la delegación que acompañaba a Doña Letizia en esta visita. Con un pantalón blanco, blusa de rayas y zapato plano, atravesaba un camino con algo de barro.

Aunque tenía la prudencia de pisar encima de una piedra, era precisamente eso lo que hacía que sufriera un tropezón. La Reina Letizia se desequilibraba y a punto estuvo de caer de bruces contra el suelo. Rápida estuvo en reflejos y rápidos estuvieron los que ‘hacían pasillo’ a la mujer de Don Felipe.

Programa humanitario

Doña Letizia sufría este tropezón tras conocer al detalle el funcionamiento de un programa humanitario. Concretamente, el desarrollado en la comunidad de Nueva Esperanza, a unos 55 kilómetros de Santo Domingo.

El objetivo de la visita era poner el foco en las actuaciones que se están llevando a cabo en materia de agua. También en saneamiento en aéreas rurales. Una de las prioridades en República Dominicana.

Según medios locales, la Reina Letizia se mostró en todo momento muy cariñosa con las vecinas. Y también agradecida porque le abrieran sus casas para conocer su día a día.

Publicidad

Comentarios