Bruselas ha dado un toque de atención a España porque los Presupuestos pueden estar incumpliendo las reglas fiscales de la UE. Así, advierten de que son necesarios más ingresos o tener menos gastos y piden unas cuentas actualizadas.

Publicidad

Mediante una carta, la Comisión Europea ha dado un toque de atención al Gobierno de España. El borrador de Presupuestos enviado a Bruselas la semana pasada corre el riesgo de incumplir las reglas fiscales de la UE. Por eso, han pedido un plan “actualizado” lo más pronto posible.

La carta enviada a la ministra de Economía, Nadia Calviño, reconoce que es el borrador es una prórroga de los anteriores Presupuestos por estar el Gobierno “en funciones” aún.

Sin embargo, Bruselas señala que este proyecto conduce a una mejor del déficit estructural equivalente al 0,1% del PIB. Una cifra que, dicen, “se queda corta” con respecto al esfuerzo estructural recomendado del 0,65%. La diferencia son unos 6.600 millones en ajustes. El futuro Ejecutivo los tendrá que adoptar a través de más impuestos o menos gastos.

En la misiva, Bruselas también destaca que el proyecto incluye un crecimiento nominal de la tasa de gasto público primario del 3,8% que “excede” el incremento máximo recomendado por la UE, del 0,9%.

Presupuestos de Montoro

Las normas de la UE estipulan que los miembros tienen que remitir su Borrador Presupuestario antes del 15 de octubre.

Los servicios técnicos de la Comisión disponen de unos días para revisar los documentos. Y si encuentran anomalías o síntomas de incumplimiento, avisan por carta.

En circunstancias excepcionales, si un país no puede enviar a tiempo el Presupuesto se le insta a que envíe un borrador lo antes posible. Lo que sucede en España es diferente, ya que se mantienen aún los últimos Presupuestos de Cristóbal Montoro. Una situación totalmente atípica.

Publicidad

Comentarios