El carro de la compra es más caro en cuarentena. Hasta 50 alimentos han subido sus precios durante el confinamiento, siendo los pescados y frutas lo que más se ha encarecido en el supermercado.

Publicidad

El mes de abril no ha sido fácil. Por un lado, las medidas de confinamiento, que impedían la libre circulación y obligaban a estar separados de los seres queridos. A ello se sumaba una gran crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia del Covid-19. Y para terminar de añadir problemas, el carro de la compra se encarecía. Hasta 50 alimentos han subido de precio durante la cuarentena.

Por ello, el Índice de Precios de Consumo (IPC) de abril refleja una caída del coste de la vida del 0,7%. La razón principal es el abaratamiento de los suministros energéticos como la luz o los carburantes. Aunque la mayoría de alimentos registran subidas en comparación con el mes de marzo. Y, sobre todo, si se miran los precios de abril del año pasado.

Entre los alimentos que más encarecen el carro de la compra en cuarentena, los pescados frescos. En abril subieron un 2,7% respecto al mes anterior. Y hoy son un 10,5% más caros que hace justo un año. Lo mismo ha sucedido con la fruta, cuyo precio ha aumentado un 1,6% en el último mes. De hecho, es ya el alimento más caro de la compra en los hogares.

La subida de los productos frescos coinciden con las quejas del sector para llevar a cabo sus trabajos en cuarentena. La Agricultura advirtió de la pérdida de cosechas y de la falta de mano de obra para la recolección.

Productos más caros

Las subidas de precio van más allá de los productos frescos. Hasta 50 de los alimentos de la cesta de la compra han elevado precios durante el estado de alarma. Y sólo siete han llegado a abaratarse.

Las pizzas y los quichés subieron un 3,6%, el marisco aumentó un 3,5%, las patatas hasta un 2,6%, las pastas alimenticias un 2,5% y la cerveza un 2,1%, por ejemplo. La cerveza, además, ha registrado el mayor encarecimiento de la serie histórica. Muchos lo achacan al cierre de los bares.

Por su parte, los combustibles se rebajaron en más de un 8% durante abril, coincidiendo con el desplome del precio del petróleo. De hecho, son hoy un 17% más barato que hace un año. La luz ha visto caer su coste un 5,8%.

También bajan los productos en la categoría de juegos, cuyo coste se ha reducido un 4,4% por las rebajas para hacer más llevadero el confinamiento en casa.

Publicidad

Comentarios