El sorteo de la Lotería de Navidad está ya a la vuelta de la esquina. Muchos son los que esperan con ilusión que les toque algún premio. Si eso sucede, tras la celebración pertinente, una pregunta llega a todos los agraciados: ¿dónde y cómo cobro el décimo?

Publicidad

Los nervios, la felicidad por haber sido premiado y quizá el desconocimiento porque siempre pensamos que no nos va a tocar a nosotros, hace que muchos no sepan dónde y cómo cobrar un décimo de la Lotería de Navidad. Si eres uno de los agraciados a los que les ha caído alguno de los premios podrás salir en la televisión pero pocos te dirán cómo hacer efectivo ese dinero en tu cuenta.

Si entre los números premiados se encuentra el tuyo el próximo 22 de diciembre, no hay que esperar mucho para ver ese dinero del premio reflejado en la cuenta bancaria. El mismo día del sorteo ya se puede cobrar. Eso sí, a partir de las 18:00 horas.

Todo dependerá de la cuantía que nos haya tocado. Y, siendo domingo este año, lo más probable es que haya que esperar al lunes para poder cobrar.

Si la cantidad que nos ha tocado es inferior a 3.000 euros, el premio se puede cobrar en cualquier administración de loterías. Si es superior, se tendrá que acudir a a las entidades financieras concertadas con el Estado para este asunto. Es decir, BBVA, Santander, CaixaBank y CECA. 

También se puede acudir a una de las delegaciones territoriales de Loterías y Apuestas del Estado. Solo hará falta el DNI y el décimo premiado para realizar el cobro, sea cual sea la cantidad.

Lo más probable es que mucha o poca cuantía, a nadie se le pase cobrar un premio. Pero, por si acaso, desde Loterías recuerdan que el plazo máximo es de 3 meses. Si en ese periodo no se ha cobrado, Hacienda se embolsa el premio.

A las cuentas públicas le sale bien el sorteo. Y es que hay que recordar que todo premio superior a los 10.000 euros tributa al 20%. Así, por ejemplo, si llevamos un décimo con el número del primer premio, cobraríamos 320.000 de los 400.000 euros que se dan.

¿Y si el décimo no está en buenas condiciones?

Los despistes con los décimos de Lotería son muchos. Hay quien ha metido alguno en la lavadora. Quien lo ha roto sin darse cuenta de que estaba premiado. O a quien se lo ha destrozado el perro.

En ese caso, tiene que ser la Fábrica de Moneda y Timbre la que se encargue de validar el décimo. La entidad aconseja manipular lo menos posible los décimos dañados y asegurarse de recoger todas las partes, aunque sea en varios trozos.

Existe un laboratorio específico que se encarga de recomponer todas esas piezas. Y peritar que se trata de un décimo válido. Normalmente, suele llevar solo un día recuperar los boletos que salen de la lavadora, por ejemplo.

Aunque desde el laboratorio recuerdan casos muchos más llamativos. Ha habido quien ha quemado su décimo sin darse cuenta o en un arrebato de ira. Otros que lo han roto o quien incluso lo llegó a meter en una trituradora de papel.

Muchos de ellos, además, no tienen premio, pese a que los dueños puedan creer que sí. Y es que los fallos, con los nervios del momento, son muchos.

Para evitar este tipo de casos, lo mejor es comprobar en la página oficial los números que llevamos o acercarnos a cualquier administración de Lotería para que lo comprueben.

Publicidad

Comentarios