Divididos en cuanto a la manera de ayudar a los socios más perjudicados por el Covid-19, Europa ha terminado por ofrecer a España e Italia un fondo de rescate para solventar la crisis.

Publicidad

Se trataría de una serie de préstamos con condiciones muy favorables. En el caso de España, hasta con  35.000 millones a su disposición. Los ministros de economía de la UE parecen ya dispuestos a ayudar en la lucha contra el Covid-19. Este próximo martes mantendrán una reunión telemática en la que Europa ofrecerá un fondo de rescate a España a Italia.

Los documentos que ya se están elaborando detallan, según publica el diario ‘El País’ este viernes, la intervención. Y, por primera vez, amplían el alcance de las medidas que se espera de organismos como el Mercado Europeo de Estabilidad (Mede).

El plan se elevará a una cumbre europea que podría tener lugar la semana que viene, tras la primera reunión del martes. Y se espera que esa el arranque de la «respuesta fuerte y coordinada» que algunos socios de la UE llevaban semanas reclamando. Y es que Europa se enfrenta a un desafío económico sin precedentes.

Esta es la cuarta reunión de los ministros de economía de la UE desde que comenzó la epidemia. Y la primera en la que parece que se podría llegar a un acuerdo. Hasta ahora, las tres anteriores han terminado fracasando. En especial la cumbre europea en la que norte y sur mostraron sus fuertes discrepancias frente a la crisis.

Aún hay obstáculos y la unanimidad no está asegurada. Sobre todo por el Gobierno holandés, que sigue siendo escollo. Sin embargo, el resto del Eurogrupo se muestra dispuesto a zanjar el debate.

Ayudas de 80.000 millones

El plan elaborado prevé la activación del Mede, el fondo de rescate creado en 2012 a raíz de la crisis de cuatro años antes. Se creará un nuevo instrumento de financiación, llamado Rapid Financing Instrument. Tendrá una capacidad de ayuda de 80.000 millones de euros.

Esta línea de crédito estará disponible hasta 12 meses. Y la dotación para cada país será proporcional a su participación de capital del Mede o vinculada a la gravedad de la pandemia del coronavirus y el daño económico sufrido. La cuota de España en el Mede es del 11,8%, por lo que se le podrían facilitar hasta 9.440 millones de euros.

Los créditos serán otorgados con condiciones muy favorables. Tendrán una duración de entre tres y cinco años.

Por otro lado, el Mede ofrecerá también una línea de crédito reforzada. Es algo que ya existe pero de la que nunca se ha hecho uso. Y es la que el Eurogrupo aconseja a los países. El dinero se utilizaría exclusivamente para gastos relacionados con la crisis sanitaria.

Se concederán créditos equivalentes al 2% del PIB de cada país, aunque podrían ajustarse según la situación. España podría así disponer de cerca de 25.000 millones. Los créditos estarían disponibles durante un año, prorrogable a seis meses más. Y tendrán que ser reembolsados en un plazo de entre 5 y 10 años.

Tercer plan

A estos dos planes anteriores, el Eurogrupo quiere abrir una tercera vía. Sería a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Se establecería un fondo europeo de garantías en respuesta al Covid-19. Con él se inyectaría hasta 200.000 millones de euros a empresas europeas, desde las pymes a las grandes multinacionales.

Desempleo

El último pilar del gran plan de Europa para solventar la crisis sería ofrecer ayudas al desempleo. Se financiarían de forma temporal medidas como los ERTE o las ayudas a autónomos.

La propuesta se articulará mediante préstamos. Y es la base de un fondo europeo de desempleo. Tendrá a su disposición 100.000 millones de euros. Cantidad que Bruselas espera sea suficiente para evitar la destrucción masiva de puestos de trabajo por la crisis del Covid-19.

Publicidad

Comentarios