El Gobierno, la patronal y los sindicatos han encauzado ya un acuerdo para alargar los ERTE a causa del Covid-19 más allá del estado de alarma. Las empresas que lo necesiten podrán ampliar así la situación de despido temporal de su plantilla.

Publicidad

Tras una reunión maratoniana que arrancaba el pasado jueves a mediodía y se alargaba durante toda la tarde, Gobierno, patronal y sindicatos tienen encauzado ya el acuerdo para ampliar los ERTE más allá del estado de alarma. Las tres partes han alcanzado un principio de pacto que tendrá que ser ratificado ahora por las organizaciones sindicales y empresariales.

Así, la CEOE ha convocado a su Comité Ejecutivo este viernes. Mientras tanto, UGT también celebrará un Comité Confederal para dar el visto bueno al borrador. Y lo mismo hará CCOO. Si todas las partes lo aprueban, el Consejo de Ministros extraordinario de este viernes podría incluso aprobar la medida ya. Si no fuera posible, lo más probable es que se haga en la reunión semanal del Gobierno los martes.

El objetivo del acuerdo es conseguir que tras el estado de alarma, los sectores que necesiten mantener los ERTE puedan hacerlo. Y así salvaguardar el empleo y evitar cierre de empresas. Según se vayan recuperando, podrán ir reincorporando a los trabajadores incluidos en esta medida.

El Gobierno desvincula así los ERTE al estado de alarma, como pedían partidos como Ciudadanos. La formación que lidera Inés Arrimadas pidió a Sánchez el compromiso de desligar los expedientes de regulación de empleo al estado de alarma. Y es que es previsible que el Congreso no apruebe dentro de quince días una nueva prórroga del mismo. Lo que haría a muchos trabajadores y empresas quedar desamparados.

Condiciones de los ERTE

El Gobierno restableció, con la crisis del Covid-19, que los ERTE pudieran presentarse por causa de fuerza mayor y causas económicas, organizativas, técnicas y de producción.

El pasado martes, la Seguridad Social informaba que hasta 3,38 millones de ocupados estaban incluidos en un ERTE.

Además, la regulación que se les dio a estos ERTE ofrece una serie de beneficios. Entre ellos, la exoneración de cotizaciones del 75% para las empresas que tengan más de 50 empleados y del 100% para las que tengan menos de 100 trabajadores. Y los trabajadores en ERTE reciben prestación aunque no tengan el periodo mínimo de cotización.

Estas medidas, además, están sujetas al compromiso de que la empresa mantiene el empleo de todos sus trabajadores en ERTE durante los seis meses siguientes a la fecha de reanudación de la actividad. Y este ha sido uno de lo caballos de batalla de la negociación.

La CEOE ha advertido ya de que esta cláusula podría llevar al cierre masivo de empresas. Sobre todo, si se les obligaba a mantener su plantilla sin haber recuperado al 100% su actividad. Todavía queda por ver cómo quedará finalmente este punto en el acuerdo.

Publicidad

Comentarios