El Banco de España ha establecido ya 4 problemas principales que PSOE y Podemos tendrán que solucionar en su Gobierno de coalición. La entidad establece sus líneas rojas, además, en las pensiones y el déficit entre otras.

Publicidad

Alerta ante el Gobierno de coalición de Podemos y PSOE, el Banco de España ha establecido ya cuatro problemas o líneas rojas a los que debe hacer frente el Ejecutivo. Y que podrían ir en contra del programa que estarían diseñando ambos partidos.

La entidad que dirige Hernández de Cos incide en cuatro problemas que el nuevo Gobierno debe afrontar. Y lo tiene que hacer sin demora ni distracción. El Banco de España no se ha posicionado sobre sus prioridades a al ahora de la formación de Gobierno. Pero sí ha establecido sus líneas rojas.

Hernández de Cos no quiso hablar de siglas, pero sí ha puesto deberes al nuevo Gobierno. Algo que puede hacer porque es el mayor protector y tenedor de la deuda española.

Déficit y deuda

El primero de los problemas que señala el Banco de España es el déficit y la deuda. La entidad insiste en que debe ser la primera prioridad del Gobierno. La deuda pública ronda de forma estable el 100% en los últimos años. Lo que deja sin margen para una próxima crisis.

Aunque no habla de recesión sí de desaceleración. El Gobierno, advierten, tiene que respetar en su primer año la directriz de la UE de lograr un ajuste estructural del 0,65% del PIB. Lo que supone unos 7.800 millones de euros.

Pensiones

El Banco de España reclama que para revalorizar las pensiones, hay que tomar otras medidas de ajuste que hagan el sistema sostenible.

Tanto PSOE como Podemos han dejado claro que quieren blindar las pensiones. Aunque no han aclarado qué impuesto elevarán o qué medidas en la vida laboral aplicarán para lograrlo.

Reforma laboral

La tasa de paro y la temporalidad en España duplican la media europea. Lo que demuestra una clara disfunción del mercado laboral. Lejos de apoyar la derogación de la reforma laboral, Hernández de Cos es partidario de avanzar en ella y profundizar en la flexibilización del mercado laboral para facilitar la contratación indefinida.

Algo con lo que no están de acuerdo ni PSOE ni Podemos, que pretenden acabar con la reforma laboral. Para Cos, un eventual nuevo Gobierno debe marcarse la prioridad de acabar con tanta temporalidad.

También ve urgente comabtir el paro de larga duración con nuevas políticas activas de empleo. Porque hasta ahora, las aplicadas, han sido ineficaces.

Productividad y competitividad

El dirigente del Banco de España se ha mostrado también partidario de liberar bienes y servicios, sin mencionar expresamente el mercado del alquiler de viviendas. Y también urge, ha dicho, una reforma educativa con pacto de Estado.

Además, incidió en que la deuda externa de España es aún muy alta y eso exige mantener y reforzar las ganancias de competitividad acumuladas.

Pese a todo, Hernández de Cos cree que la economía española está en mejor posición que en 2007 gracias a los ajustes del sector privado.

Publicidad

Comentarios