Mientras el Brexit se hace oficial este viernes en Reino Unido, en Escocia confían en doblegar la voluntad de Boris Johnson y volver a Europa «como país independiente». Esto es, logrando un segundo referéndum legal de secesión.

Publicidad

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ha apelado este viernes a la movilización para poder lograr un segundo referéndum de independencia. Está convencida de que podrán doblegar la voluntad de Johnson y conseguir volver a Europa «como país independiente».

Eso sí, Sturgeon ha dejado claro que no cogerán «atajos» ya que quieren una consulta «legal y legítima». Algo que sí les permite su Constitución.

La ministra escocesa quiere repetir el referéndum de independencia en este 2020. Y lograr el resultado que no obtuvieron en 2014, cuando la mayoría de ciudadanos dijo ‘no’ a la secesión. En aquel momento, uno de los argumentos era que Escocia se quedaría fuera de la UE. Algo que ya ha pasado debido al Brexit. Por lo que la consulta podría repetirse al cambiar las circunstancias de Reino Unido.

El camino a seguir comienza ahora por la movilización para garantizar que, si finalmente hay consulta, no supondrá un nuevo fracaso. Por lo que los independentistas están ya intentando convencer a la mayoría de la población.

Próximos pasos

Durante su discurso, en el que ha reclamado que el referéndum tendrá que «demostrar claramente» que hay un «apoyo mayoritario», ha asegurado que la consulta será legal.

«Esta legalidad debe estar más allá de toda duda», ha dicho. «De otra manera, el resultado, aunque sea favorable, no sería reconocido por otros países», advertía Sturgeon. Descartaba así, como ha hecho en los últimos meses, organizar un referéndum unilateral de independencia.

«La mejor manera», apuntaba Sturgeo, pasa por «llegar a un acuerdo con el Gobierno de Reino Unido sobre la cesión de poderes al Parlamento escocés». Algo que ya se hizo en 2014. Sin embargo, Boris Johnson está en contra, como ha dicho este mismo mes. Y no parece que vaya a ceder.

De momento, y para ir dando pasos, Sturgeon ha anunciado que convocará una reunión con diputados regionales, nacionales y antiguos eurodiputados. Se debatirán los planes de futuro y se pedirá a la Comisión Electoral que comience a pensar qué pregunta se haría en el referéndum.

El Gobierno de Escocia también prevé actualizar el documento sobre sus argumentos a favor de la secesión. Con todo ello, Sturgeon espera poder llevar a los escoceses de nuevo a Europa, ya como país independiente.

Publicidad

Comentarios