La extinción del incendio de Notre Dame ha dejado muchas preguntas. Entre ellas, qué daños ha sufrido la estructura, cómo se llevará a cabo la reconstrucción o las causas que originaban el fuego.

Publicidad

El incendio de Notre Dame está completamente apagado. Es el momento de ver los daños y plantearse el futuro de la catedral. Además de intentar averiguar qué fue lo que causó las llamas. Lo que más apremia ahora es conocer el estado de la estructura, saber hasta qué punto está dañada y si resistirá a partir de ahora.

Tras más de nueve horas de lucha contra el fuego, los bomberos daban por apagado el incendio que arrasaba Notre Dame. La cuestión es saber si la estructura podrá soportar los daños que ha causado el fuego. Dos tercios del techo se han quemado y la aguja de la catedral se desmoronaba.

Ahora será el momento de evaluar de manera específica y detenida si el resto de la estructura aguantará. La mayoría en piedra y madera, está siendo refrescada y vigilada por los bomberos. El objetivo es asegurarse de que el incendio no vuelva a resurgir.

Causas

Tras el incendio, la Fiscalía de París ha abierto ya una investigación para conocer las causas del mismo. De momento, la principal hipótesis apunta a una “destrucción involuntaria”, algo no provocado.

Se desconoce el origen exacto de las llamas, aunque todo apunta a las obras de rehabilitación que se estaban realizando en Notre Dame. Por eso, los obreros que trabajaban en las mismas están siendo interrogados.

Reconstrucción

Sin conocerse aún qué tesoros se han podido salvar, más allá de la Corona de Jesús y la Túnica de San Luis, los parisinos ya piensan en la reconstrucción de la catedral.

Siguen así el deseo y anuncio de Emmanuel Macron. A los pies de Notre Dame, anunciaba que “vamos a reconstruir la catedral todos juntos”.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, proponía organizar una conferencia internacional de donantes para que “mecenas del mundo entero” ayuden a recolectar fondos para restaurar Notre Dame. Unas obras que, según los expertos, puede durar décadas.

Horas después del incendio ya se están recibiendo esas donaciones. La familia Arnault, propietarios del grupo empresarial Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) ha anunciado una donación de 200 millones de euros. La familia Pinault, otra de las mayores fortunas de Francia, dará 100 millones. Mientras, el Ayuntamiento de París destinará 50 millones de euros y la Isla de Francia (la región que rodea a la capital) desembolsará 10 millones más.

Publicidad

Comentarios