EEUU ha impuesto un castigo económico a 17 saudíes por el “brutal asesinato” del periodista Jamal Khashoggi. Altos funcionarios, entre ellos estrechos colaboradores del príncipe heredero, serán sancionados por el crimen.

Publicidad

Han pasado seis semanas desde la muerte del periodista Jamal Khashoggi. Exiliado en Washington, el Gobierno de EEUU ha aprobado un castigo común para 17 saudíes vinculados con el “brutal asesinato” del columnista. Se trata de una ronda de sanciones económicas a altos funcionarios. Entre ellos, estrechos colaboradores del príncipe heredero.

El anuncio de la Casa Blanca llega horas después de que la Fiscalía de Arabia Saudí haya pedido la pena de muerte para cinco de los sospechosos de torturar y matar a Khashoggi.

“Los funcionarios saudíes a los que sancionamos están implicados en el brutal asesinato de Jamal Khashoggi”, rezaba el comunicado de EEUU. Desde el Gobierno americano aseguran que “persiguieron y asesinaron brutalmente a un periodista que residía y trabajaba en EEUU”. “Y deben pagar las consecuencias de sus actos”, concluían.

“El Gobierno de Arabia Saudí debe tomar las medidas necesarias para acabar con cualquier persecución de disidentes políticos o periodistas”, añadían.

El castigo consistirá en apropiarse de cualquier propiedad o inversión de estos 17 saudíes en EEUU. Además, desde este jueves, ciudadanos y empresas estadounidenses tienen prohibida cualquier transacción comercial o financiera con los sancionados. También con cualquier empresa en la que participen en al menos un 50%.

Los sancionados

En la lista de sancionados se encuentran algunos estrechos colaboradores de Mohamed bin Salman, el príncipe heredero. Entre ellos, Saud al Qahtani, abogado asesor de la corte y persona de máxima confianza de Bin Salman hasta hace unas semanas.

La inteligencia turca sospecha que fue él quien coordinó la operación para asesinar a Khashoggi.

EEUU identifica por primera vez al grupo de saudíes que mataron al presidente. Y además acusan directamente a Al Qahtani de “planificar y ejecutar” el asesinato. También se encuentran en la lista Maher Mutreb y el cónsul saudí en Estambul, Mohamed Alotaibi. El primero acompañó a Bin Salman en abril a Madrid y el segundo ha sido relevado ya de sus funciones.

También han sido sancionados Salah Tubaigy, Meshal Albostani, Naif Alarifi, Mohammed Alzahrani, Mansour Abahussain, Khalid Alotaibi, Abdulaziz Alhawsawi, Waleed Alsehri, Thaar Alharbi, Fahad Albalawi, Badr Alotaibi, Mustafa Almadani, Saif Alqahtani y Turki Alsehri.

Publicidad

Comentarios