El escabroso asesinato de Khashoggi sigue ocupando portadas en todo el mundo. El periodista fue descuartizado vivo y torturado. Sus asesinos, mientras tanto, escuchaban música.

Publicidad

La muerte de Khashoggi parece sacada de cualquier película de terror. El periodista, que desapareció el 2 de octubre tras acudir al consulado de Arabia Saudí en Estambul, moría allí mismo. Ahora, además, se conocen los detalles del escabroso asesinato.

En Twitter, el periodista Abdel Azim Mohamed, de Al Jazeera, relataba que el asesinato de Khashoggi duró siete minutos. Detalles que los propios investigadores turcos han ido filtrando a fin de que se conozca toda la verdad.

Khashoggi entró en el despacho del cónsul general y, sin apenas mediar palabra con él, los presentes le retuvieron, lo colocaron sobre la mesa del despacho de al lado y lo drogaron. El periodista todavía estaba vivo en el momento en que comenzaron a descuartizarlo. No lo sedaron hasta tiempo después de comenzar.

Además, el médico que llevó a cabo el desmembramiento de Khashoggi, Salah Tabiqi, recomendó al resto de presentes escuchar música mientras tanto. Un proceso que duró siete minutos. El cónsul general, además, estuvo en aquellas dependencias.

Los detalles del escabroso asesinato salieron a la luz gracias a una grabación que ha caído en manos de los investigadores turcos.

A este relato se une el de CNN, que detallaba que para descuartizar a Khashoggi se utilizó una sierra.

Por su parte, el periódico turco ‘Yeni Safak’ contaba que al periodista saudí se le torturó cortándole las falanges de las manos. Finalmente, fue decapitado.

Desaparición

Jamal Khashoggi desaparecía el pasado 2 de octubre al entrar en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. El periodista acudía hasta allí para recoger un documento con el que poder celebrar su boda con su prometida.

El periodista nunca salió ya de allí. Cuatro días después de su desaparición, los investigadores turcos informaron a la prensa del asesinato del columnista.

Publicidad

Comentarios