Cuba se llevará de Brasil a sus más de 11.000 médicos, desplazados hasta el país carioca como parte de un plan sanitario especial. La decisión del Gobierno cubano llega tras el órdago de Bolsonaro, que aseguró que las condiciones tendrían que cambiar.

Publicidad

Más de 11.000 médicos procedentes de Cuba trabajan en Brasil. Y todos ellos saldrán del país tras el órdago de Bolsonaro. El Gobierno cubano ha decidido retirar a sus doctores, que llegaban al país carioca como parte de un programa sanitario especial.

Desde Cuba acusan a Bolsonaro de exigir condiciones “inaceptables” para mantener ese acuerdo de prestación de servicios médicos. Un pacto que aporta importantes ingresos a la isla.

El gobierno de Díaz-Canel “ha tomado la decisión de no continuar participando en el programa ‘Más médicos'”. En el mismo, iniciado hace ya cinco años, 11.400 médicos cubanos prestan atención médica en Brasil. Principalmente, en comunidades desfavorecidas y remotas. Entre ellas, favelas en Río de Janeiro y Sao Paulo o poblaciones indígenas del Amazonas.

En Twitter, Canel aseguró que “con dignidad, profunda sensibilidad, profesionalidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de #Brasil”. “Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas. #SomosCuba”, añadía.

El Gobierno cubano basa su decisión de llevarse a sus médicos por las declaraciones “amenazantes y despectivas” de Bolsonaro. El presidente electo brasileño prometió revisar el contrato y endurecer las condiciones para la permanencia de los médicos cubanos.

Modificaciones

Bolsonaro ha lanzado un órdago y aunque ha criticado el programa, ha defendido su continuidad. Eso sí, con modificaciones. Entre ellas, que los especialistas cubanos reciban su salario integral.

“Condicionamos la continuidad del programa Más Médicos a la aplicación de test de capacidad, salario integral a los profesionales cubanos, hoy en gran parte destinado a la dictadura, y la libertad para traer a sus familias. Infelizmente, Cuba no aceptó”, escribía en Twitter.

Con este programa, el Gobierno de Cuba se embolsa la mayor parte del sueldo de sus médicos. Una cifra que sube a 55.000 doctores en 67 países diferentes. En Brasil, el ejecutivo paga alrededor de 3.000 dólares por el trabajo de un médico cubano. Sin embargo, éste recibe unos 800 solamente.

Publicidad

Comentarios