Los farmacéuticos madrileños están demostrando su fuerte compromiso profesional y social con la reapertura gradual de las oficinas de farmacia que tuvieron que comunicar su cierre temporal como consecuencia del contagio por COVID-19.

Publicidad

A día de hoy, 15 oficinas de farmacia han vuelto a abrir sus puertas para seguir prestando la máxima cobertura farmacéutica a la población madrileña. En total, 14 establecimientos permanecen aún cerrados en la región -solo dos farmacias fuera de la capital-, según los datos recabados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid.

Asimismo, 58 farmacias se han visto obligadas a reducir su horario ordinario de atención al público por falta de plantilla al estar su personal afectado por la infección.

La falta de material de protección personal sigue siendo una constante desde que comenzó esta crisis sanitaria. No obstante, comienza a percibirse la llegada a las farmacias de algunos de estos productos de prevención por canales que no son los habituales. Desde el Colegio se espera que los almacenes de distribución farmacéutica comiencen a suministrar a las farmacias a partir de la próxima semana, para lo cual pide al Gobierno certidumbre y garantías para las empresas de distribución farmacéutica, que puedan adquirir estos productos sin temor a perderlos y que la población pueda acceder a ellos en condiciones normales.

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis González Díez, considera que, en breve tiempo, se normalizará el abastecimiento de este mercado en las farmacias, como ha sido el caso de los geles hidroalcohólicos, para los que no hubo que intervenir ni los stocks ni los precios.

Hasta la fecha, el Colegio, en colaboración con la Consejería de Sanidad y el Grupo Cofares como distribuidor, han distribuido un total de 88.000 mascarillas quirúrgicas y 300.000 guantes para uso interno de los profesionales farmacéuticos. Para los próximos días se prepara una nueva entrega de 60.000 mascarillas.

Este esfuerzo que se viene haciendo reconocemos que es insuficiente, por eso la importancia de que desde las autoridades sanitarias ofrezcan certidumbre a los almacenes de distribución farmacéutica para adquirir productos de prevención y protección a los ciudadanos.

El presidente del Colegio ya se dirigió a las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid poniéndose a su disposición, en base al Concierto y Convenio de colaboración que ambas instituciones tienen contraídos, para facilitar, precisamente a los ciudadanos, servicios relacionados con la prestación farmacéutica.

Publicidad

Comentarios