A Teo Rodríguez, de 34 años con obesidad mórbida y que llegó a pesar cerca de 400 kilos, se le ha realizado un control evolutivo de su intervención quirúrgica tras la pérdida de más de 200 kilos de peso.

Publicidad

Acompañado por el equipo del doctor Carlos Ballesta, director del Centro Laparoscópico Dr. Ballesta del Hospital HLA Inmaculada de Granada,  Teo Rodríguez posó ante los medios para escuchar de boca de su cirujano la evaluación quirúrgica, cuatro meses después de su operación, en la que el joven de Turís ha perdido algo más de 65 kilos de peso.

“Se le ha realizado un estudio radiográfico del estómago e intestino para valorar el tamaño del reservorio gástrico. El informe nos habla de que la vesícula se ha extirpado, el hígado en vez de ser granular es un hígado liso, con grasa, pero sin ningún tipo de alteración. La vía biliar es de tamaño normal, en la última prueba realizada no se veía por la cantidad de  grasa. El hígado y el bazo son grandes.

Teo Rodríguez
Teo Rodríguez

No hemos visto lesiones focales preocupantes. Es una buena noticia, porque estamos revirtiendo y por consiguiente, descartamos la posibilidad de que el hígado degenerara en cirrosis. Ambos riñones y el páncreas son de tamaño normal, visible en el área del cuerpo. En definitiva ha mejorado muchísimo” ha explicado el doctor Carlos Ballesta.

Asimismo, se le ha realizado una analítica completa confirmando su mejoría general. Es importante que Teo haga ejercicio muscular. Sobre todo la grasa visceral es la que más ha bajado”,  ha aseverado el doctor.

Teo Rodríguez ha destacado el cambio radical de vida. “Mi vida ha cambiado muchísimo, antes para asearme me lo tenían que hacer otras personas y ahora lo puedo hacer solo. Ya no soy un lastre para mi familia. Me ha cambiado la vida un cien por cien. Mi reto es seguir bajando de peso; llegar a mi peso ideal 95/105 kilos y poco a poco ir logrando el objetivo. Tengo ilusión por sacarme el carnet de conducir y espero poder trabajar en el futuro.”

Publicidad

Comentarios