Enmanuel Macron (Francia), Justin Trudeau (Canadá) y Barack Obama (Estados Unidos). Albert Rivera señala que a ellos nadie les ha llamado “nacionalistas” por llenar sus actos de banderas.

Publicidad

Albert Rivera ha publicado este martes un tuit como respuesta a las críticas que ha recibido tras la presentación de la plataforma España Ciudadana. El líder de Ciudadanos se ha comparado con tres presidentes internacionales, dos actualmente en el cargo y uno ya retirado. Son Enmanuel Macron (Francia), Justin Trudeau (Canadá) y Barack Obama (Estados Unidos).

“Se han vuelto locos: muestran sin complejos la bandera constitucional de su país”, ha escrito Rivera en Twitter. El mensaje lo acompaña del emoticono de un guiño , una bandera española y el hashtag #EspañaCiudadana. El líder de la formación naranja incluye en su tuits fotos de Macron, Obama y Trudeau. Los tres aparecen en un mitin con una gran bandera de su país detrás.

Un tuit prácticamente idéntico había publicado minutos antes el también diputado de Ciudadanos en el Congreso Toni Roldán. El portavoz económico del partido naranja acompañaba esas mismas tres fotos del comentario “Fachas” y el emoticono llorar de risa.

DEJAR ATRÁS LOS “COMPLEJOS DEL PASADO”

Precisamente este martes, en una entrevista en la Cadena SER, Albert Rivera ha defendido el uso de banderas de España. Y ha abogado por por dejar atrás los “complejos del pasado” que impiden usar con “normalidad” los símbolos nacionales.

Según ha señalado, Emmanuel Macron, Justin Trudeau y Barack Obama han exhibido gran cantidad de banderas nacionales en actos políticos y “no se ha escuchado a nadie decir que son nacionalistas”.

En cambio, “en algún lugar de España, por poner la bandera de tu país en el balcón te queman tu casa, te critican o te hacen un escrache”. Y “por defender que eres español hay gente que ha tenido que ir escoltada”, ha apuntado. “Yo no voy a pedir perdón nunca más por ser español en Cataluña, en Madrid, ni en ningún lugar”, ha añadido.

Asimismo, el líder de la formación naranja ha aclarado que lo que reivindica su partido no es el nacionalismo español, sino el “patriotismo civil”. Ello supone “incorporar a todo el mundo a un proyecto civil”.

“Más allá de que uno sea trabajador, autónomo, empresario, pensionista o joven, todos somos iguales ante la ley, todos somos españoles. Da igual dónde hayas nacido”, ha indicado.

Publicidad

Comentarios