La Guardia Civil ha detenido en la madrugada de este viernes al presunto autor del tiroteo en Teruel que se saldó con dos agentes y un hombre fallecidos. Se trata de un exmilitar procedente de Europa del Este.

Publicidad

La detención se ha producido entre los municipios de Cantavieja y Mirambel, en la zona del Maestrazgo. En el momento del arresto, portaba tres armas de fuego, dos de ellas sustraídas tras asesinar a los dos agentes de la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha desplegado durante toda la noche un importante dispositivo tras el tiroteo registrado en Albalate del Arzobispado para tratar de detener al supuesto autor de los disparos, en el que han participado todas las patrullas de la zona, después de que éste huyera en un vehículo pick up, modelo Mitsubishi, con el que sufrió un accidente a cien kilómetros al sur del lugar de los hechos.

Los medios desplegados tras el tiroteo, que se produjo entre las 19.00 y las 20.00 horas de este jueves, ha permanecido casi toda la noche en labores de búsqueda, centrándose en una zona ubicada entre las localidades turolenses de Andorra y Albalate del Arzobispo, hasta ser relevados por otros compañeros.

En el tiroteo fallecieron los agentes de la Guardia Civil Víctor Romero Pérez, natural de Cádiz, y Víctor Jesús Caballero Espinosa, ambos pertenecientes a los Equipos ROCA de la Guardia Civil, cuyo objetivo es frenar la oleada de robos en las zonas rurales de España. Estaban destinados en la localidad turolense de Alcañiz.

Además, también perdió la vida una tercera persona en este tiroteo, un ciudadano que ha sido identificado como José Luis Iranzo.

TODO COMENZÓ EL 5 DE DICIEMBRE

El presunto homicida estaría relacionado con el intento de asesinato que tuvo lugar el pasado 5 de diciembre en una masía de Albalate del Arzobispo (Teruel). En concreto, según fuentes de la investigación, el hombre habría disparado ese día contra dos personas a las que dejó mal heridas. Los hechos se produjeron después de que el propietario de una casa de campo de Albalate fuera a acceder a su vivienda y se encontrara con que no podía entrar. El hombre decidió entonces ir a la localidad para buscar a un cerrajero. Una vez que localizó a uno, regresó al inmueble con él y ambos trataron de abrir la puerta.

En ese momento, alguien desde el interior les disparó y alcanzó a ambos, tanto al propietario de la casa, un hombre de más de 70 años, como al cerrajero, que cuenta 40. A pesar de las heridas, los dos consiguieron desplazarse por sus propios medios hasta el municipio para denunciar lo ocurrido ante la Guardia Civil.

La Guardia Civil puso entonces en marcha un operativo de búsqueda en el que participaban los dos agentes fallecidos este jueves. Los dos funcionarios asesinados pertenecían a los Grupos Roca del acuartelamiento de Alcañiz y se encargaban de investigar el caso del tiroteo anterior. Este departamento se dedica a rastrear robos en zonas rurales.

CONDOLENCIAS POLÍTICAS EN LAS REDES

En las redes sociales no han parado de llegar condolencias desde la tarde de este jueves. La Guardia Civil; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; o el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, han condenado el asesinato de estas tres personas.

Publicidad

Comentarios