‘Masterchef’ indignó sobremanera a su audiencia este pasado lunes al salvar a un Fabio desastroso y echar a Jorge que, pese a todo, tampoco estuvo al nivel. Además, brilló con la visita de Amaia y Alfred y se trasladó al Wanda para la prueba por equipos.

Publicidad

En la mayoría de las ocasiones, el jurado de ‘Masterchef’ es respaldado por sus decisiones. La audiencia del programa suele estar en sintonía con Jordi, Samantha y Pepe. Sin embargo, este lunes se vivió una de las excepciones. El hecho de salvar a un Fabio que se mostró desastroso toda la noche no gustó a los espectadores. El espacio despidió por su parte a Jorge y recibió la visita de Amaia y Alfred entre otros.

La noche comenzaba ya mal para Fabio. Los concursantes se enfrentaban a una prueba en la que sus propios compañeros les robaron ingredientes. Algunos de ellos fueron más benevolentes que otros. Con los alimentos que les dejaron, hubo quien resolvió con sobresaliente el reto.

No fue el caso de Fabio, que realizó un pichón estilo hindú incomible. El aspirante se llevó la bronca del jurado. Algo que también sufrió Sofía. Ambos fueron los peores de la prueba. Y la audiencia estuvo de acuerdo con ello.

Aunque la valoración de Sofía fue achacada a los muchos ingredientes que le robó Jon, lo cierto es que la concursante no supo solventar la prueba.

Un reto además en el que estuvieron acompañados por Patricia Montero, de ‘Masterchef Celebrity’ y por Amaia y Alfred. La visita de los cantantes brilló en Twitter. Muchos se sintieron representados cuando la de Navarra dijo que sólo sabía cocinar huevos fritos. Se emocionaron al oírlos cantar y se divirtieron con ellos.

Tras el desastroso plato en esta primera prueba, Sofía y Fabio recibieron el delantal negro para ir a eliminación directamente. Pero, antes, tuvieron que ejercer como capitanes. El jurado decidió ‘premiarles’ con la dirección de equipo.

Por sorteo, salvo el último concursante, conformaron sus grupos. En la prueba, además, no podían cocinar todos al tiempo. Uno de los aspirantes tenía que permanecer apartado en un banquillo por el que tenían que ir rotando todos.

La capitanía de Sofía fue de diez. Logró cumplir su sueño de cocinar en el mismo equipo que Víctor y, además, contó con un concursante más. Supo resolver obstáculos y solventar los problemas del cocinado. El jurado valoró su trabajo después.

No así Fabio, que volvió a ser un desastre. Perdido completamente, no supo dirigir al equipo y las críticas fueron muchas. Tampoco quiso escuchar los consejos de los dos cocineros que les visitaron, Andrea Tumbarello y Sandro Silva, ni de los propios Jordi y Pepe.

La decisión del jurado, por tanto, no sorprendió a nadie. Todo el mundo estuvo de acuerdo en que el equipo de Fabio fue peor. Sin embargo, al igual que se quejó Oxana después, la rusa tenía que haberse salvado. No es la primera vez que un concursante se libra de la prueba de eliminación pese a la condena de su equipo. Y así se lo hizo saber Oxana al jurado, que no se lo tomó bien.

Con todo ello, Fabio acudió a la prueba de eliminación junto a Jorge, Oxana, Marta y Sofía. El reto, que recibió la visita de Juan Antonio, de ‘Masterchef Junior’, consistía en batallas de dos en dos. Fabio tuvo que enfrentarse en tres batallas diferentes al ir perdiendo sus duelos contra Marta y Sofía. Tal fue el desastre que Juan Antonio se negó incluso a probar uno de sus platos: “Fabio no quiero que te sientas mal con esto, pero yo si no está cocido no quiero probarlo”, le dijo el pequeño.

Sin embargo, logró salvarse tras enfrentarse a Jorge. Una hamburguesa picante del andaluz hizo que Fabio se salvara. Una salvación que indignó a la audiencia en Twitter. Sobre todo, tras ver que era el Jorge el expulsado. Los seguidores de ‘Masterchef’ no dudaron en asegurar que tendría que haber sido Fabio el que dijera adiós. En gran parte, además, por la nefasta noche que había tenido.

Audiencias

Con todo ello, ‘Masterchef’ brilla en la noche del lunes. Su cambio desde los domingos no le ha podido salir mejor al talent culinario. Domina a sus rivales sin problemas y recupera sus habituales datos de audiencia.

Esta vez, el espacio de TVE se lleva a más de 2,7 millones de espectadores y marca un 20,8% de share. Unos datos superiores a la serie ‘Allí Abajo’ en Antena 3 (13,8% y 2.164.000 espectadores). También a los de ‘La Verdad’ en Telecinco (13,3% y 2.102.000 espectadores).

Publicidad

Comentarios