‘Masterchef’ llora esta semana el adiós de Sofía. El programa avanza imparable y sigue perdiendo favoritos. Además, Jordi Cruz es ‘Frodo’, hubo encerrona a Mario Sandoval y mucha emoción con visita de familiares.

Publicidad

Las lágrimas fueron las protagonistas de la entrega de este pasado lunes de ‘Masterchef’. Desde la primera prueba, el programa lloró en todas y cada una de las pruebas, por distintos motivos. Las últimas, por Sofía, que dijo adiós a su sueño, perdiéndose así a una de las favoritas de la edición. Además, Jordi Cruz despertó las lágrimas de risa por convertirse en ‘Frodo’ y hubo hasta encerrona a Mario Sandoval. 

Después de tantas semanas, ‘Masterchef’ por fin llevaba a los familiares al plató. Como es tradición en cada edición, el programa permitía la visita de seres queridos. Y lo hacía, además, para que formaran parte de la primera prueba. Así, cada aspirante tenía que cocinar esposado a un familiar. Sofía, con su padre; Ketty, con su madre; Marta, con su novio; Toni, con su mujer; Dani, con su padre; y Oxana, con su hija.

Las lágrimas no tardaron en aparecer con los reencuentros. En el jurado, Pepe, Samantha y Martín Berasategui, -el invitado-, se emocionaban al igual que aspirantes y audiencia.

Sin duda, el reencuentro entre Oxana y su hija fue de lo más comentado. Tanto, que se convirtió en trending topic. El nervio de la rusa, sus ganas de cocinar bien junto a su hija y sus lágrimas al tener que despedirse causaron furor en Twitter.

Finalmente, fue Ketty la mejor de una prueba más sentimental que culinaria, que dio paso a la de exteriores. Por primera vez en las seis ediciones de ‘Masterchef’, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez ejercieron de capitanes. Salvo Ketty, que pudo elegir equipo, fueron los chefs los que eligieron a los aspirantes. Así, Jordi terminó dando órdenes a Toni, Sofía y Oxana. Pepe, por su parte, a Marta, Dani y Ketty.

Para la prueba por equipos, tuvieron que trasladarse a Olite, en Navarra. Allí ofrecieron un menú para ‘la reina Leonor’, que volvía a la región. Disfrazados, el jurado llamaba la atención. Sobre todo Jordi Cruz, que más bien parecía ‘Frodo’ Bolsón. Las bromas al respecto en Twitter fueron muchas.

Además de ser objeto de bromas, Jordi Cruz fue muy criticado. Su manera de dar las órdenes, contundente y duro, contrastaba con el liderazgo de Pepe. Algo que despertó muchos comentarios en redes. Sobre todo, destacó el ‘martirio’ a Sofía, quien no hizo una buena prueba de exteriores bajo el mando de Jordi.

Eso sí, tanto Jordi como Pepe pusieron la nota de humor y rebajaron la tensión. Se robaron ingredientes, se ‘picaron’ y se provocaron para intentar hacer fallar al contrario. Un buen respiro ante tanta presión.

Los platos salieron, aunque el jurado no quedó tan satisfecho como quería. Finalmente, Ketty, Sofía, Toni y Oxana fueron de cabeza a la prueba de eliminación. Dani y Marta se convertían así en los primeros semifinalistas de esta edición de ‘Masterchef’.

Para la prueba final, los aspirantes contaron con 10 ingredientes, de los cuales 5 podían descartarlos. A cambio, se llevarían un ingrediente secreto. Con ellos, tenían que preparar un plato libre de alta cocina de vanguardia.

Mario Sandoval fue el cocinero invitado. Y, como tal, sufrió una gran encerrona. El jurado le propuso cocinar igual que los aspirantes. Y aunque aceptó, no parecía especialmente contento con el reto. Cocinó con los diez ingredientes originales y supo salir del paso.

Toni quiso jugársela y cambiar los 5 ingredientes. Fue el mejor de la prueba, con un ceviche tropical que el jurado alabó hasta el punto de quedarse con ganas de más. Oxana y Ketty brillaron a medias y Sofía no pudo con la presión. El adiós de Víctor la semana pasada, la visita de su padre y la prueba de exteriores pudieron con ella.

Muchos lamentaron su marcha, ya que era una de las favoritas de la edición. Aunque empezó floja, ha ido evolucionando y siendo la rival fuerte a la que finalmente han ganado. “Quiero que salgas de aquí dejando atrás al patito feo, convertida en un cisne”, le dijo Jordi.

Audiencia

Con todo ello, ‘Masterchef’ vuelve a liderar la noche. Tras el partido de España contra Marruecos, el programa arrasa y es lo más visto del prime time. El espacio culinario logró una media de 2.744.000 espectadores y un 23,1% de share.

Publicidad

Comentarios