Carles Puigdemont ha enviado un mensaje de audio desde la cárcel. En él pide “no bajar la guardia” y “seguir adelante”. También, y aunque no trasciende en el audio, ha confesado su miedo a ser extraditado.

Publicidad

Una semana después de su entrada en la cárcel alemana de Neumünster, Carles Puigdemont ha hecho público un mensaje de audio. Por primera vez, se puede escuchar al expresidente catalán desde prisión. Y, como suele ser habitual en él, ha pedido “seguir adelante” sin violencia.

“Continuamos con nuestra manera de hacer las cosas, que es la manera no violenta, la manera civilizada, la manera como hemos enseñado todos estos años al mundo cómo los catalanes hacemos las cosas”, dice.

En apenas treinta segundos, Puigdemont se muestra contundente de cara a sus acólitos. “El mensaje que debemos tener muy claro es que tenemos que seguir adelante”, dice al principio.

Después, de nuevo, reivindica el “derecho a decidir”: “Estamos defendiendo nuestros derechos, derechos que están reconocidos por las Naciones Unidas, que tenemos todo el derecho del mundo a decidir nuestro futuro, y que no podemos bajar la guardia ante un Estado que se comporta cada vez de forma más autoritaria”.

El audio recoge también al final el miedo de Puigdemont a ser extraditado. Sin embargo, esta parte ha sido eliminada para su difusión. Ha sido el diputado alemán Diether Dehm el que ha hecho público el mensaje. El político, del partido alemán de La Izquierda, ha visitado a Puigdemont en la cárcel. Y ha sido él quien ha confesado el temor del expresidente a volver a España.

A pesar de ello, Dehm asegura que Puigdemont “se siente optimista” y “está animado”. Entre otras cosas, dice, porque confía en la justicia alemana y porque agradece el buen trato de los funcionarios de la prisión.

En su cuenta de Twitter, además, Puigdemont compartía el audio y un mensaje de nuevo reiterativo. “Debemos seguir adelante, estamos defendiendo nuestros derechos reconocidos por Naciones Unidas. Tenemos todo el derecho del mundo a decidir libremente sobre nuestro futuro. No podemos bajar la guardia ante un Estado que se comporta cada vez de manera más autoritaria”.

Mas no lo ve claro

El audio de Puigdemont llega el mismo día en el que Artur Mas expresa sus dudas sobre él. El expresidente catalán asegura que “investir al persident Puigdemont en el Parlament, en este momento, lo que comportaría es obedecer más procesos penales”.

“Lo que hay que valorar es si eso, en este momento, merece la pena, después de tener a tanta gente fuera del país, en prisión o en procesos por la vía penal, o no hace falta”, decía Mas.

Publicidad

Comentarios