Donald Trump sorprendía este jueves al anunciar que Estados Unidos reconocerá “oficialmente” a Jerusalén como capital de Israel y que trasladará su embajada a esa ciudad. La decisión del presidente norteamericano se opone a décadas de diplomacia estadounidense y complicará aún más el conflicto entre israelíes y palestinos.

Publicidad

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha acusado este jueves al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cometer una violación del Derecho Internacional al reconocer formalmente a Jerusalén como capital de Israel, y ha denunciado la “tibieza cómplice” del Gobierno de España ante esta decisión.

En un mensaje que el líder morado ha difundido en Twitter, Iglesias lamenta que la decisión de Trump supone “un nuevo intento de humillar al valiente pueblo palestino”.

Además de cargar contra el Gobierno estadounidense, el secretario general de Podemos ha aprovechado para criticar no sólo la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy sino también de “los partidos monárquicos”, como se refiere la formación morada al PSOE y Ciudadanos, además del PP.

“La tibieza cómplice de nuestro Gobierno y de los partidos monárquicos no sólo es vergonzosa; es además irresponsable“, denuncia Iglesias en su texto.

Por su parte, el líder de Izquierda Unida y diputado de Unidos Podemos en el Congreso, Alberto Garzón, también ha reaccionado a la decisión de Trump. En un mensaje a través de Twitter, ha indicado: “La propuesta de Trump sobre Jerusalén vuelve a demostrar que a los Gobiernos de EEUU e Israel el derecho internacional les da absolutamente igual. Se sienten los sheriff macarras del mundo. ¡Viva Palestina libre!“.

También se ha referido al asunto otro destacado dirigente de Podemos, el responsable de la Secretaría Internacional y portavoz del partido en la Comisión de Exteriores del Congreso, Pablo Bustinduy, que ha denunciado la “violación” de la legislación internacional que supone, a su parecer, la decisión de Trump.

“Reconocer Jerusalén como capital de Israel sitúa a Trump del lado de los colonos más fanáticos, viola la legislación internacional y puede provocar un estallido de consecuencias imprevisibles. La UE y España no pueden dar cobertura a esta locura”, reclama, también en un mensaje en Twitter.

Publicidad

Comentarios