Se llama Nayib Bukele y será el nuevo presidente de El Salvador. Un empresario millennial que rompe el bipartidismo y logra hacer historia ante los partidos tradicionales, tras haberse presentado como el “candidato del cambio”.

Publicidad

Tiene 37 años, es empresario, millennial por generación y acaba de salir elegido presidente en las elecciones de El Salvador, haciendo historia. Su nombre es Nayib Bukele y ha logrado terminar con el bipartidismo de las formaciones tradicionales de su país. ¿Pero quién es el nuevo mandatario salvadoreño?

Se presentó como el “candidato del cambio”. Una alternativa a los partidos de siempre. Y logró convencer al electorado. Bukele ha acabado con la alternancia de los últimos 30 años en El Salvador.

Será, además, el presidente más joven en la actualidad de un país de América Latina. Lo hace gracias a obtener más de 53% de los votos. De hecho, sólo ha necesitado una primera vuelta para vencer a los candidatos de la conservadora ARENA y del izquierdista FMLN.

Aunque fue alcalde como miembro de FMLN, ha ganado las elecciones bajo las siglas GANA, una escisión de ARENA. Por lo tanto, es difícil de encasillar políticamente.

Un millennial con bagaje político

De familia de origen palestino, Nayib Bukele nacía en San Salvador en julio de 1981. Estudió en la universidad Centroamericana José Simeón Cañas la licenciatura de Ciencias Jurídicas. Sin embargo, decidió paralizar sus estudios para dedicarse a las empresas familiares. Con tan sólo 18 años dirigía ya algunas de ellas.

En 2012 saltaba a la política. Lograba entonces arrebatarle la alcaldía de Nuevo Cuscatlán al partido ARENA con un 49,72% de los votos. En 2015 se cambiaba a la capital, San Salvador, donde ganaba las elecciones municipales, siendo así alcalde.

Sin embargo, dos años después era expulsado del FMLN acusado de violentar los principios del partido.

En octubre de 2017, Bukele anunciaba en Facebook Live la fundación de Nuevas Ideas, que busca ser un partido político. Este inicio marcaría después su campaña electoral, ya que ha sido el candidato de las redes sociales. Tras varias alianzas, anunciaba en julio de 2018 que sería candidato a la presidencia por el partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA).

Joven, millennial, siempre pendiente de las redes sociales, Bukele ha logrado hacer historia al apartar al bipartidismo. Algo impensable desde el final de la guerra civil salvadoreña hace tres décadas.

Desafíos

Nayib Bukele se enfrenta a varios desafíos como presidente de El Salvador. Entre los grandes problemas del país, la violencia. Y es que el país es el que cuenta con mayor tasa de homicidios del mundo. En líneas generales, asegura que apuesta por la prevención y no defiende el diálogo con las pandillas.

Tendrá que mejorar también la situación económica y la falta de empleo en el país.

En política internacional se ha mostrado ya contrario a Maduro, Ortega y Orlando, presidentes de Venezuela, Nicaragua y Honduras respectivamente. “Jamás tendrán legitimidad porque se mantienen en el poder a la fuerza y no respetan a los pueblos”, escribió hace unos días en Twitter.

Publicidad

Comentarios