Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

La enfermedad de Parkinson es mucho más que un trastorno motor

Los trastornos cognitivos y neuropsiquiátricos son también frecuentes, aunque suelen aparecer tardíamente en el curso del cuadro clínico

11 de abril, Día Mundial del Parkinson

Cuando James Parkinson describió la enfermedad que lleva su nombre en 1817 ya dejaba claro que el síntoma predominante era la alteración en el movimiento. Su descripción se tituló “Un caso de parálisis agitante” y subrayaba la lentitud y rigidez del paciente (“parálisis”) junto al temblor (“agitante”).

Coincidiendo con el aniversario de su nacimiento, la Organización Mundial de la Salud (OMS), conmemora cada 11 de abril el Día Mundial del Parkinson.

Tradicionalmente la enfermedad se ha considerado como una patología del sistema motor con un enlentecimiento de los movimientos, rigidez y, frecuentemente, temblor de predominio en reposo. Sin embargo, los neurólogos apreciaron rápidamente que los enfermos padecían múltiples síntomas que deberían explicarse por alteraciones en otras áreas dentro del sistema nervioso.

Síntomas no motores

Tal y como explica el jefe de Servicio de Neurología del Hospital La Luz, David Pérez Martínez, todos estos síntomas diversos se han denominado globalmente como “síntomas no motores”. “Engloba síntomas producidos por disfunción del sistema nervioso autónomo, síntomas gastro-intestinales, alteraciones preceptivas y trastornos cognitivos. Algunos de estos síntomas pueden aparecer precozmente en el curso de la enfermedad, como la reducción de la capacidad olfativa, el estreñimiento o las bajadas de tensión arterial (también denominado ortostatismo)”.

David Pérez Martínez, doctor del Hospital La Luz

Según el especialista, en otras ocasiones, suelen asociarse y progresar junto a los síntomas motores como los problemas vesicales con urgencia miccional o disfunción sexual, así como problemas al tragar. Los trastornos cognitivos y neuropsiquiátricos son también frecuentes, aunque suelen aparecer tardíamente en el curso del cuadro clínico. “Hay pacientes en los que estos síntomas no motores generan una mayor disfunción y mala calidad de vida que los síntomas clásicos, por lo que es clave para nosotros su diagnóstico precoz y su abordaje terapéutico”, indica.

De acuerdo al doctor David Pérez, la enfermedad de Parkinson es mucho más que un trastorno motor. “Debemos estar alerta tanto al inicio como en el curso de la misma a otros múltiples síntomas que empeoran el pronóstico y la calidad de vida. En el servicio de Neurología del Hospital La Luz planteamos una visión integral de los problemas neurológicos complejos, motores y no motores, y así poder ofrecer una asistencia neurológica de calidad a los pacientes de Parkinson”.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

Esta es una de las conclusiones principales que ha expuesto Gonzalo Calvo, jefe del Servicio de Farmacología Clínica y coordinador del Comité de Terapias...

Inbox

A causa de la crisis sanitaria causada por la COVID-19, los hábitos de compra del consumidor del canal farmacia han cambiado, por lo que...

Inbox

En la próxima charla de #AuladeFormación de COFMS31 , la entidad responderá a cuestiones como si te pueden sancionar por enviar mensajes por Whatsapp...

Inbox

La ponencia “Impacto de la pandemia en el abordaje y seguimiento del paciente crónico: qué podemos aportar los farmacéuticos”, celebrada hoy en el marco...

Inbox

En un taller dirigido a pacientes con riesgo cardiovascular y patologías añadidas organizado por los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta...

Inbox

Infarma Virtual 2021 ha arrancado hoy con una mesa redonda donde se analizó el valor asistencial añadido por los farmacéuticos durante la pandemia

Inbox

La propuesta de COFMS31 permite que los sanitarios de oficina de farmacia no tengan que preocuparse de gestionar aspectos que, además de tiempo, pueden...

Inbox

El programa está dirigido a aquellos pacientes que por determinadas circunstancias necesiten ayuda y asistencia durante su proceso ambulatorio u hospitalario