Matteo Salvini, el polémico ministro de Interior de Italia, sigue sumando detractores. Ahora la edición italiana de la revista ‘Rolling Stone’ ha lanzado una campaña de protesta contra su política antiinmigración que incluye un manifiesto fiirmado por numerosas celebridades.

Publicidad

La edición italiana de la revista ‘Rolling Stone’ ha dedicado su última portada al polémico ministro de Interior del país, Matteo Salvini. La publicación lanza una campaña de protesta ante la política de control de la inmigración llevada a cabo por el dirigente.

“Nosotros no estamos con Salvini”, titula la revista, cuya iniciativa ha recibido el apoyo de decenas de personalidades del mundo de la música y las letras del país, como los periodistas y escritores Daria Bignardi y Erri de Luca; el dibujante Zerocalcare; los actores Carolina Crescentini y Marco D’Amore, de la serie ‘Gomorra’; cantantes como Elisa, Francesca Michielin y Fiorela Mannoia o el director de cine Gabriele Muccino.

“Duele ver, día a día, una Italia cada vez más enojada, desgarrada, incapaz de esperar y confiar en los demás y en el futuro. Una Italia enojada e infeliz. Y duele más, tener en cuenta que esa rabia se ha convertido en poder”, lamenta el texto en su inicio.

No queremos que nuestro país encuentre un enemigo para sentirse fuerte y unido. Es por eso que no podemos estar en silencio”, continúa el manifiesto. Según expone la revista, los valores sobre los que se han construido la civilización y la convivencia, están siendo “desafiados”.

Es por ello que se ve en la obligación de “luchar contra la retaguardia”, en dichas cuestiones, que considera “patrimonio compartido e indiscutible“.

Y en clara referencia a los dos partido que gobiernan Italia en alianza, el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la ultraderechista Liga, y que defienden una nueva forma de política, denuncia que “los llamados ‘nuevos’ son de hecho antiguos y peligrosos”.

LA RESPUESTA DE SALVINI

Salvini no se ha quedado callado y ha respondido a la revista, tachando a los firmantes de “multimillonarios, que no tienen contacto con la vida real”. Además, les ha invitado a que “sean ellos quienes den “la bienvenida a los inmigrantes en sus mansiones”.

“Es extraño que estas apelaciones no provengan de trabajadores, jubilados, estudiantes…”, destacó el titular de Interior italiano, que insiste que él trabaja “en el nombre de la seguridad, de la ley y del control de los puertos”.

Publicidad

Comentarios