Los brotes de Covid-19 han puesto en jaque a Europa en plena temporada turística. Aunque no se puede hablar expresamente de segunda oleada de contagios, el aumento de los positivos da al traste con las estrategias de desescalada.

Algunos expertos consideran que es pronto para hablar de segunda oleada de pandemia, pero lo cierto es que los brotes de Covid-19 han puesto en jaque a Europa otra vez. Y lo hacen en plena temporada turística. Desde el Gobierno europeo se ha pedido ya «buena coordinación» entre países y ha recordado las medidas efectivas para luchar contra el virus. Entre ellas, la realización de test y el rastreo de los contactos.

En las recomendaciones lanzadas por Europa se pide no bajar la guardia. Pero también evitar un nuevo confinamiento masivo. Especialmente por el impacto «económico y social» que ello supone.

Bruselas se ha mostrado también escéptica ante la imposición de cuarentenas obligatorias. Como la de Reino Unido a todo aquel que llegue desde España. Y que ha provocado ya un terremoto en el sector turístico. Pero admite que se realizan sin discriminación y de acuerdo a criterios sanitarios.

Los datos en Europa

Según los datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, Reino Unido es el país con más contagios en total, hasta 299.426. También lidera el de fallecidos europeos, con 45.759. Sin embargo, su tasa de incidencia de contagios actual es de 14,7 por cada 100.000 habitantes.

Una cifra muy inferior a la de países como España (35,1), Portugal (35,5), Suecia (40,1) o el récord de Luxemburgo (219,4).

Pese a ello, en Reino Unido la tasa de mortalidad sigue siendo alta y se sitúa en 1,4 por cada 100.000 habitantes. En España, por ejemplo, es de 0,1.

Por su parte, Bélgica acumula una tasa del 27,5, registran un aumento del 71% de contagios en la última semana. Unas cifras muy preocupantes que han llevado a imponer nuevas restricciones. Así, cada hogar solo puede acoger a 5 personas durante un mes y se prohíbe ir acompañado a la compra. Además, obliga a los que lleguen al país a rellenar un formulario y ha prohibido los viajes no esenciales desde Lérida y Huesca.

Alemania parece estar controlando los brotes, con una tasa de 8 por cada 100.000 habitantes. Pero estudia ya incluir test obligatorios en aeropuertos para los que lleguen de países de riesgo.

Ante la posibilidad de una segunda oleada, Francia se prepara ya para regresar a las clases en septiembre. Si el virus circula con virulencia lo hará con clases virtuales. Recomiendan además no viajar a Cataluña hasta que los brotes remitan. Mientras, el país tiene una tasa de incidencia de 14,6.

Finlandia mantiene controles en sus fronteras para viajeros de España, Luxemburgo, Portugal, Polonia, Francia, Suecia y República Checa. Y obliga a los que llegan de Eslovenia, Austria y Suiza a guardar cuarentena de 14 días.

Además de Luxemburgo, Bulgaria y Rumanía están en el ojo del huracán. El primero tiene una incidencia de 45,4 y el segundo de 63,2. Suecia lidera ahora la tasa de mortalidad, con un 1,7 por cada 100.000 habitantes.

Comentarios