¿Qué pasa ahora con el Brexit tras la nueva derrota de Theresa May en el Parlamento británico? Los escenarios que se abren son varios, aunque la prórroga parece la más probable en este momento, ampliando así el plazo del 29 de marzo.

Publicidad

No hubo milagro en el Parlamento británico. Los diputados volvieron a echar atrás el acuerdo de Brexit de Theresa May. Enterraban quizá para siempre la salida ordenada y pactada, pese a las últimas concesiones hechas por Bruselas.

Fueron insuficientes para los críticos, del DUP y de su partido, que volvieron a dar la espalda a la primera ministra. Hundieron el “remodelado” pacto por 391 votos en contra y 242 a favor. Lo que supone una diferencia de 149 votos. Otra abultada derrota de una Theresa May que puede tener los días contados.

Se espera que la Cámara de los Comunes acabe solicitando el plazo de prórroga porque no hay mayoría que quiera Brexit sin pacto. Pero los escenarios que se abren ahora son los siguientes.

Brexit duro

La mayoría de diputados se opone a ello. Entre otras cosas, porque traería un escenario impredecible tanto para Reino Unido como para los Veintisiete de la UE. El Banco de Inglaterra ha previsto ya, de hecho, una inmediata recesión de la economía británica si se produjera esta salida a las bravas.

Prórroga

En caso de solicitar una ampliación de plazos, la UE tendrá que aprobarlo por unanimidad. Será también clave cuánto se prorrogará. Una cuestión que podría decidirse en la cumbre de Bruselas del 21 y 22 de marzo.

Sin embargo, parece complicado que se avance en un par de meses lo que no se ha hecho en dos años. Por eso, se podría optar por una prórroga de más tiempo.

Brexit suave

En Reino Unido saben que si se amplía el plazo, lo más probable es que el Brexit sea más suave. El país podría terminar por quedarse de manera permanente en la unión aduanera para solucionar la polémica frontera en Irlanda. También se podría realizar un nuevo referéndum, cuya preparación legal requiere entre seis y nueve meses.

Elecciones anticipadas

Ante el caos, se podría optar por unas elecciones anticipadas. Según los sondeos, ni los laboristas ni los conservadores lograrían mayoría absoluta. May ya perdió esa ventaja en junio de 2017 y tuvo que pactar con los norirlandeses del DUP. Una situación que dificultó los dos años de negociaciones con Bruselas.

Futuro de May

La derrota deja a May en una posición comprometida. Aunque sobrevivió en diciembre a una moción de confianza presentada por sus propias filas, pasa sus horas más bajas. Sufre una gran presión por parte de su partido para presentar su dimisión. La ‘premier’ ya ha anunciado que no se presentará como candidata a las elecciones previstas de 2022. No quiere aclarar qué pasará si se adelantan los comicios. Aunque es poco probable que le dejen presentarse.

Publicidad

Comentarios