Las compras online o encontrar pareja por Internet son dos de las estafas más comunes en las redes sociales, según ha recogido y denunciado la Policía en Twitter. El perfil oficial del cuerpo ha vuelto a advertir de los peligros de la Red.

Publicidad

Siguiendo su estela de denuncias, la Policía ha querido advertir de las 4 estafas más comunes que pueden darse en Internet. Fraudes cuyo éxito proviene de unos internautas ingenuos que confían en lo que se les ofrece, sin saber distinguir si se trata de algo real o de un timo.

Las compras online, el llamado phishing, encontrar pareja por Internet y los falsos alquileres y ventas de coches con las 4 estafas más comunes que pueden encontrarse por las redes sociales.

La Policía ha querido advertir sobre ellos y dar las claves para reconocer el fraude y esquivarlo.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad de España ha sido el encargado de hacer este ránking en el que las compras online son las que más quejas reciben. Entre los comentarios de los clientes, críticas porque ofertan productos que son copias de los originales, el envío de productos que no tienen nada que ver con lo que se ha solicitado, cobros de cantidades mucho mayores de lo que se había indicado durante el proceso de compra, saltarse los plazos de compra o que no cuenten con manera de contactar salvo por un formulario al que nunca responden.

La segunda de las estafas más comunes en redes sociales es la del phishing. Una técnica usada para robar información personal, credenciales de acceso a servicios online o información bancaria. Consiste en enviar mails u otro tipo de mensajes suplantando la identidad de algún servicio o empresa conocido para que la víctima acceda a una página fraudulenta, copia de la original. La finalidad es que el usuario ofrezca todo tipo de información para que los ciberdelincuentes puedan contar con ella.

Encontrar pareja por Internet se ha convertido en una práctica de lo más habitual y también un nido de estafas y fraudes. Suplantación de identidad, creación de perfiles falsos en las redes sociales o el uso de la llamada ingeniería social son algunas de sus técnicas. El objetivo es ganarse la confianza de la víctima y pedirle dinero bajo cualquier excusa. También solicitan fotos y vídeos de contenido sexual que posteriormente utilizan para chantajear a la víctima.

Por último, el alquiler o la venta de coches se ha convertido en otro de los fraudes más extendidos. Son estafas basadas en ofrecer alquiler de casas o coches con unas prestaciones muy buenas a precios fuera del mercado, anormalmente bajos en relación a la calidad. El engaño suele ser similar en todos casos. Los propietarios dicen encontrarse en el extranjero y aseguran que no pueden salir del país por el alto coste que ello supondría, alegando así el bajo precio. Pero nada más lejos de la realidad.

Publicidad

Comentarios