Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Salud

El ejercicio físico mejora la calidad de vida de los pacientes oncológicos

Históricamente la patología tumoral se ha asociado con mal pronóstico, escasa calidad de vida y mínima eficacia de los tratamientos antineoplásicos. Sin embargo, en los últimos años, los importantes avances obtenidos, la aparición de nuevos fármacos, los tratamientos biológicos, la inmunoterapia y sus distintas combinaciones han conseguido extraordinarios resultados, aumento muy significativo de la supervivencia y, en la mayoría de los casos, una demostrada mejoría de la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

Según el jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital La Luz, Dr. Alejandro Riquelme, “actualmente, podemos hablar de buen pronóstico en la mayoría de nuestros pacientes, que además mantienen y mejoran su calidad de vida, continuando e intensificando cada vez más su actividad cotidiana; hoy podemos hablar de largos supervivientes. Esta terminología hace referencia a pacientes diagnosticados de un cáncer en cualquiera de sus estadios y localizaciones que, gracias al manejo multidisciplinar, se curan o sobreviven lo suficiente como para poder desarrollar complicaciones a largo plazo, derivadas de los tratamientos recibidos o de otros factores como la edad, el sexo o factores ambientales conocidos”.

Teniendo en cuenta este cambio de paradigma, la Oncología Médica marca nuevos objetivos terapéuticos con sus pacientes, buscando aumentar su supervivencia pero sin olvidar la mejora de la calidad de vida, la disminución y prevención de toxicidades a medio y largo plazo y evitar, en la medida de lo posible, la aparición de otras enfermedades o procesos paralelos e intercurrentes a lo largo de su evolución.

La Medicina Integrativa, que jamás se debe confundir con medicina alternativa, atiende a la persona como un todo y hace uso de todas las aproximaciones terapéuticas apropiadas, profesionales de la salud y disciplinas para conseguir una salud óptima. Para el doctor Alejandro Riquelme, el paciente debe ser valorado de forma global en todas y cada una de sus esferas por distintos especialistas y modalidades según las necesidades individuales.

El doctor Riquelme Oliveira

El doctor Riquelme Oliveira

Esta visión integral del paciente – continua Riquelme-,  incluye un manejo médico multidiciplinar; una colaboración transversal de los distintos especialistas médicos implicados;  una comunicación íntima y bidireccional con otros profesionales de la salud, como los equipos de enfermería y psico-oncología. También es necesario contar con la estrecha colaboración de expertos nutricionistas y fisioterapeutas especializados y con la novedosa e indispensable ayuda de especialistas en ejercicio físico adaptado para los pacientes oncológicos.

Desde hace tiempo se sabe que el estilo de vida, el ejercicio físico y la dieta son factores que influyen claramente en nuestra salud, mejorando nuestra calidad de vida, disminuyendo el riesgo cardiovascular y la aparición de otras enfermedades. Sin embargo, probablemente debido al conocido mal pronóstico, la relación de estos factores con la mejoría de los pacientes oncológicos no había sido científicamente demostrada hasta hace relativamente poco.

“Dado el importante beneficio y su evidencia demostrada, las sociedades médicas de nuestro país han comenzado a recomendar y promocionar el ejercicio físico. En los dos últimos años, son numerosos los estudios que demuestran el beneficio del ejercicio físico en los pacientes oncológicos”, asevera el doctor Alejandro Riquelme.

Tal y como explica el jefe de servicio de Oncología Médica del Hospital La Luz, un ejercicio físico específico y supervisado, mejora significativamente la calidad de vida de los pacientes en tratamiento e incluso en aquellos que ya no lo están recibiendo, además, disminuye la toxicidad y mejora la tolerancia de los fármacos, permitiendo completar el plan preestablecido, consiguiendo más frecuentemente los resultados esperados y, por tanto, mejorando la supervivencia de estos enfermos.

“Síntomas tan frecuentes en nuestros pacientes y de tan difícil manejo con las terapias convencionales como la astenia, la fatiga, la neuropatía periférica, la ansiedad e incluso la disminución de la líbido, ya sean secundarios a los tratamientos recibidos o a la propia enfermedad, mejoran con el  ejercicio físico. Establecer una rutina de ejercicio físico promueve la constancia, el auto-cuidado y la adherencia al tratamiento”, afirma el doctor.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

Esto se debe al aumento de los accidentes en deportes extremos. En el Hospital La Luz se lleva a cabo un estudio tridimensional de...

Inbox

El aceite de oliva es rico en antioxidantes y grasas monoinsaturadas que tienen efectos antitrombóticos y cardioprotectores

Sano

Esta novedosa técnica de optometría no solo proporciona al usuario una visión nítida sin la necesidad de recurrir a gafas o a lentillas blandas,...

Inbox

El hospital madrileño ha obtenido el “Premio a la Mejor iniciativa de calidad asistencial en Oncología”, en la IX edición de los Premios ECO,...

Inbox

Apostando por un equipo multidisciplinar, van a intentar reducir en un 80% las amputaciones de los pacientes con pie diabético

Inbox

La ostomía es una abertura quirúrgica creada entre los intestinos y la pared abdominal que se practica a pacientes con diversos tipos de cáncer...

Inbox

El Hospital La Luz adquiere el microscopio robotizado Zeiss Kinevo 900 que combina asistencia de movimiento de última generación y el acceso integrado de...

Inbox

El Hospital La Luz adquiere una nueva Resonancia Magnética de 1.5 Tesla con una calidad de imagen superior y una velocidad digital capaz de...