La patología dermatológica es uno de los motivos más frecuentes de consulta en Atención Primaria y, muy a menudo, también de derivación hospitalaria para la valoración por parte del Servicio de Dermatología. Ésta es, además, una de las especialidades médicas en las que la aplicación de la tecnología, la llamada telemedicina, se ha utilizado de forma más precoz y frecuente y ha evidenciado más ventajas a la hora de mejorar el acceso del paciente al especialista.

Publicidad

Un avance imparable, por tanto, el de la teledermatología y la dermatoscopia digital, que ya ha llegado, y para quedarse, al Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red sanitaria pública madrileña, y a los centros de salud de referencia para mejorar la atención de los pacientes con patología dermatológica, reducir sus desplazamientos, optimizar su satisfacción, disminuir los tiempos de espera en el diagnóstico, inicio del tratamiento y resolución de los síntomas y aumentar la accesibilidad y equidad de la asistencia médica en esta especialidad.

Así lo evidencia la evolución de un proyecto que se puso en marcha tras valorar los partes de interconsulta de derivación realizados desde Atención Primaria al Servicio de Dermatología del hospital y comprobar que un porcentaje importante podría haberse beneficiado de la teledermatología, pudiendo incluso haberse resuelto muchos de ellos únicamente con la aplicación de este circuito. Fue el momento, el pasado verano, en el que se inició un pilotaje con el Centro de Salud El Restón de Valdemoro.

Ejemplo de imagen enviada por teleconsulta
Ejemplo de imagen enviada por teleconsulta

Tras comprobar que la iniciativa funcionaba correctamente, ésta se extendió en octubre a los otros tres centros de salud de la zona de influencia del hospital: Valdemoro, Ciempozuelos y San Martín de la Vega, implicando a todos los médicos y pediatras de los mismos, en total, cerca de 80 profesionales, tal y como explica la Dra. Inés Gonzalo, jefa del Servicio de Dermatología del Infanta Elena.

Teleconsulta con respuesta del especialista en 48 horas

Y es que, tras dotar a las consultas de los centros de salud de las correspondientes cámaras con capacidad para la realización de fotos macro de calidad y, eventualmente, una foto dermatoscópica en algunas lesiones concretas, cada médico de Atención Primaria de forma complementaria puede ya enviar al dermatólogo por teleconsulta imágenes que quedan registradas en la historia clínica hospitalaria del paciente, y recibir respuesta del especialista en un plazo no superior a las 48 horas, lo que ayuda a mejorar la capacidad de resolución en el primer nivel asistencial.

Ejemplo de imagen enviada por teleconsulta
Ejemplo de imagen enviada por teleconsulta

Mediante el circuito de teledermatología se pueden solucionar un alto número de consultas, ya que la imagen fotográfica, acompañada siempre de los datos clínicos necesarios para ayudar en su evaluación, puede evitar que el paciente tenga que desplazarse hasta el hospital para su valoración, continúa la especialista. En caso de que el diagnóstico sea claro de benignidad, se procederá a finalizar el proceso, mientras que, si la lesión es claramente maligna o existen dudas en el diagnóstico, el paciente será derivado para valoración presencial en las consultas de Dermatología del hospital

La Dra. Gonzalo apunta que, “hasta la fecha, se ha realizado más de un centenar de consultas por teledermatología, habiéndose respondido todas en las primeras 48 horas desde que el paciente acudió al centro de salud”, algo que esta siendo valorado muy positivamente tanto por los profesionales médicos como por los pacientes que, en ocasiones, conocedores de la existencia del circuito, preguntan ellos mismos por la idoneidad de su aplicación en su caso concreto.

“Además del beneficio de evitar al paciente un desplazamiento innecesario al hospital, la rapidez de la respuesta permite obtener un diagnóstico que, en caso de benignidad, tranquiliza al paciente lo antes posible, mientras que, si es necesario, permite comenzar un tratamiento con una demora mínima y, en caso de patología maligna, reduce el tiempo de espera para ser atendido”, añade la jefa del Servicio de Dermatología del hospital.

La doctora Inés Gonzalo González
La doctora Inés Gonzalo González

Adicionalmente, la implantación y puesta en marcha de este circuito está permitiendo a los médicos de Atención Primaria recibir información que les ayuda en su formación y en la atención a sus pacientes, lo que está siendo igualmente muy bien recibido por parte de este colectivo.

A medio y largo plazo, el proyecto de teledermatología y dermatoscopia digital persigue evolucionar hasta el punto de definir el tipo de patología dermatológica y paciente susceptible de beneficiarse de este circuito, así como dar respuesta en tiempo y forma a las peticiones de Atención Primaria de manera que sus facultativos dispongan de una pauta a seguir en 48-72 horas. Entre sus objetivos también figura mejorar la capacidad de resolución de los casos a través del uso de esta herramienta mediante la valoración conjunta de los dos niveles asistenciales, fomentando la formación en patología dermatológica de los profesionales sanitarios en los centros de salud y optimizar el grado de satisfacción de médicos y usuarios en el abordaje de esta patología.

Publicidad

Comentarios