Javier Fernández ha ganado la medalla de bronce en los JJOO de invierno 2018 con una actuación histórica. El patinador se consagra y pone la guinda a una carrera plagada de éxitos, que han logrado poner el patinaje artístico en lo más alto.

Publicidad

Llegaba a Pyeongchang dispuesto a añadir una medalla más a su impresionante currículum sobre hielo. Y Javier Fernández ha cumplido. Aunque muchos apostaban por el oro, finalmente el español se hacía con la medalla de bronce. Un metal que se unirá a sus seis Campeonatos seguidos de Europa y dos del Mundo.

Una meteórica carrera con la que además hace historia en España. Su medalla de bronce es la cuarta para un español en unos JJOO. Antes que él llegaron el oro de Paco Fernández-Ochoa en Sapporo en 1972, el bronce de Blanca Fernández-Ochoa en Albertville en 1992 y, hace sólo 48 horas, el bronce de Regino Hernández. Javier Fernández hace así a los JJOO de Pyeongchang los más exitosos para España.

Javier Fernández afrontaba el Programa Largo decisivo de este sábado tras lograr la segunda mejor nota en la competición previa. A sólo cuatro punto del japonés Yuzuru Hanyu, que finalmente se ha quedado con el oro. El español firmaba una puntuación de 305.24 y se quedaba a la espera de lo que hiciera el japonés Shoma Uno, que tenía medalla asegurada ya. El rival de Fernández lograba superarle y dejaba al español con un bronce que, pese a todo, es histórico.

Como histórica ha sido su aplaudida actuación. Bajo el nombre de ‘El hombre de la Mancha’, Javier Fernández firmaba un ejercicio donde podía oírse la guitarra española y hasta ver un homenaje a Charles Chaplin.

Publicidad

Comentarios