Los grupos radicales de la izquierda separatista enseñan en un vídeo cómo boicotear pisos y locales turísticos con silicona y clips. “No sufrimos turismofobia, sufrimos capitalismo,”, proclaman

Publicidad

Los grupos de la izquierda independentista se han fijado como objetivo otro verano más boicotear el turismo. Así, la organización juvenil de Endavant, vinculada a la CUP, se ha dedicado a bloquear con silicona y clips de las cerraduras de las puertas de varios locales dedicados al turismo en la ciudad de Barcelona.

Esta acción ha sido difundida por la organización separatista en las redes sociales. “No sufrimos turismofobia, sufrimos capitalismo, y es por eso que hemos salido a defender nuestros barrios ante el esplendor perverso de la marca Barcelona”, es el mensaje que han publicado en su perfil de Twitter los ‘cachorros’ de la CUP. La música de fondo escogida para este vídeo ha sido la canción ‘Ciutat podrida’, del grupo La banda trapera del río’.

“NO ES TURISMOFOBIA, ES LUCHA DE CLASES”

La semana pasada, miembros de Arran ya se encadenaron al dragón del Parque Güell de Barcelona portando una pancarta con el lema “Aturem el turisme massiu!” (¡Paremos el turismo masivo!).

Unos días antes ya advertían en un comunicado que este verano llevarán de nuevo a cabo ataques contra el modelo turístico de lo que ellos llaman “Països Catalans” -que incluye Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares- al considerarlo como “insostenible a nivel humano y para el territorio”.

Bajo el lema “Capitalismofobia, no es turismofobia, es lucha de clases”, la organización separatista quiere volver a situar el debate sobre el turismo en el centro mediático.

Publicidad

Comentarios