Injusticia y tomadura de pelo. Así califican los estudiantes de Extremadura la repetición de parte de la Selectividad. Decenas de jóvenes han pasado la noche encerrados en el campus de Badajoz para protestar. Son más de 3.000 afectados. La Universidad de Extremadura, ante la sospecha de una posible filtración, ha decidido anular las pruebas de Matemáticas, Latín y Fundamentos del Arte y repetirlas. Ha detectado 14 entradas no autorizadas a la página donde estaban colgadas las preguntas de los exámenes.

Publicidad

Estudiantes extremeños de Bachillerato, muchos de ellos afectados por la repetición de varios exámenes de la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EBAU) -antigua Selectividad-, se ha concentrado la noche del jueves en en el Campus de Badajoz para criticar esta medida y exigir responsabilidades. Muchos de ellos han pasado la noche encerrados allí.

“Es una auténtica tomadura de pelo para centenares de estudiantes, con los que se está jugando”, han manifestado los asistentes a esta protesta, que ha tenido lugar en los exteriores de la Facultad de Economía, junto a la Biblioteca y el Rectorado.

Esta concentración ha sido convocada a través de las redes sociales por colectivos de estudiantes, tras conocer “por la prensa” la decisión de la Universidad de Extremadura (UEX) de repetir el próximo 12 de junio los exámenes de la EBAU correspondientes a dos bloques temáticos.

Esta medida académica ha sido adoptada por la UEX después de detectar “accesos no autorizados” a la web universitaria que podría haber afectado a la confidencialidad de las pruebas.

Matemáticas, Latín y Fundamentos del Arte son las asignaturas que forman parte del primer bloque temático afectado, en cuyas pruebas estaban involucrados el jueves 3.056 alumnos, mientras que el segundo bloque, del que también se examinaron este jueves, está formado por Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales, Geología, Griego y Diseño (1.955 alumnos).

NO LO CONSIDERAN JUSTO

En declaraciones a Efe, Juan Montes, miembro de la Coordinadora Estudiantil de Badajoz (CEB), ha afirmado que la repetición de los exámenes “no es justa”. “La gente está muy quemada, pero que muy quemada” con todo esto, ha agregado.

Muchos de los estudiantes asistentes a esta concentración deberán repetir varios exámenes, con el riesgo, según han dicho, “de que te salgan peor”. “Noches sin dormir, horas y horas de esfuerzo para que ahora ocurra esto”, ha lamentado Irene Rodríguez.

“Cuando crees que ya has terminado y tu mente ha desconectado, te dicen que debes volver a examinarte”, ha añadido un alumno. En este mismo sentido, otra joven, Clara Mervo, ha incidido en que en el pago de la matrícula va incluido “tener unos servicios de calidad”.

Otros estudiantes, algunos de ellos acompañados por sus padres, han alertado de “situaciones difíciles de resolver”, como el hecho de que el 12 de junio también hay exámenes de otras instituciones, “como la Escuela de Idiomas”, o “amigos” que ya están de viaje o tienen programado uno en estos días.

“Ahora, ¿qué hacen?… ¿pierden el dinero?…¿dejan de acudir a otros exámenes?… todo pinta muy feo”, se ha preguntado otro joven, quien no descarta que haya afectados que exijan “daños y perjuicios económicos” a la Universidad de Extremadura.

Tras la protesta, una veintena de alumnos se ha encerrado en la Biblioteca del Campus, donde tienen previsto pasar la noche, según han afirmado. Este colectivo, así como otras asociaciones de estudiantes, han convocado una manifestación, a las 12.00 horas de este viernes, ante el Edificio del Rectorado.

EXIGEN UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Por su parte, la asociación estudiantil Alcampus, a través de una nota de prensa, ha pedido al rector de la UEx, Segundo Píriz, que ponga en marcha una comisión de investigación, en la que también estén presentes los estudiantes y la Junta de Extremadura, con el fin de esclarecer los hechos y determinar responsabilidades.

A juicio de este colectivo, lo sucedido supone “un mazazo” a la imagen de la UEx y “una grave perjuicio” a toda la sociedad extremeña.

En opinión de CCOO, que estima que “más de 3.000 alumnos, de los casi 5.000 que se han examinado, tendrán que volver a examinarse” de las materias mencionadas, las explicaciones dadas por la UEx son “totalmente insuficientes” y no pueden justificar “esta sucesión de errores”, por lo que ha instado a la Universidad de Extremadura a depurar responsabilidades.

Publicidad

Comentarios