En los últimos años, el desarrollo de nuevas técnicas no invasivas de imagen cardíaca como la Resonancia Magnética Cardíaca y el Angio-TC cardíaco y coronario, (angiografía por tomografía computarizada), han contribuido a mejorar la capacidad diagnóstica disponible en patología cardíaca, complementando a otras técnicas de imagen ya existentes, como el ecocardiograma.

Publicidad

La nueva Unidad de Imagen Cardíaca Hospital La luz y del Hospital Quironsalud Sur cuenta con modernos equipos de escáner y Resonancia Magnética Cardíaca de 1,5 Teslas con los que realizar todo tipo de estudios cardíacos.

Para la doctora María José Calero, responsable de la Unidad de Imagen Cardiaca de ambos hospitales del Grupo Quirónsalud, “la Resonancia Magnética Cardíaca es un una técnica de imagen para el estudio no invasivo del corazón que no utiliza radiaciones ionizantes y nos permite estudiar en una sola exploración la función y estructura del corazón, las cavidades cardíacas, grandes vasos y válvulas cardíacas, ofreciendo una detallada y alta calidad de imagen del mismo”.

“Está indicada – continua esta especialista -,  para el estudio anatómico y funcional de patologías cardíacas tales como cicatrices de infarto de miocardio, miocarditis, la caracterización y estudio de masas cardíacas, cardiopatías congénitas, patología de la aorta o evaluación de la función cardíaca y de las valvulopatías, entre otras”.

El avanzado equipo de escáner disponible en estos  hospitales permite la realización de Tomografía Computarizada (TC) sincronizados: TC cardíaco, TC coronario, TC de venas pulmones, TC de estudios pre implantación de TAVI (implante valvular aórtico, previos a la colocación de prótesis cardíacas percutáneas), estudio de calcio coronario, etc.

“El estudio de TC cardíaco nos aporta información de la estructura y funcionamiento del corazón en pacientes que no pueden realizarse una resonancia cardíaca o en aquellos en los que la información de la caracterización del miocardio o pericardio puede necesitar ser complementada con esta técnica”, afirma la doctora Calero.

Por lo que respecta al Angio-TC de coronarias, “nos permite conocer la anatomía coronaria de un paciente de forma rápida y no invasiva ante la sospecha de posibles obstrucciones coronarias, así como descartar la existencia de las mismas en  pacientes con indicación de cirugía cardíaca por otras causas, por ejemplo valvulopatías. Adicionalmente, identifica también anomalías en el origen o recorrido de dichas arterias” explica María José Calero.

Asimismo, con el Angio-TC –asegura Calero -,  pueden realizarse además estudios del sistema venoso cardíaco como paso previo a la colocación de dispositivos resincronizadores, y también estudios anatómicos de las venas pulmonares previamente a la ablación de arritmias o con posterioridad a la misma para descartar posibles complicaciones del procedimiento.

“El estudio de cuantificación de  calcio coronario, nos permite conocer la cantidad de calcio existente en las arterias coronarias sin necesidad de utilizar contraste. Esta información puede predecir la posibilidad de enfermedad coronaria de los pacientes”, concluye la Dra. María José Calero.

Con todas estas técnicas, la nueva Unidad de Imagen Cardíaca del Hospital La luz, integrada en el Servicio de Cardiología Clínica e Intervencionista que dirige el Dr. Roberto Martín Reyes  ofrece un amplio abanico de posibilidades para el mejor diagnóstico de la patología cardíaca.

Publicidad

Comentarios