La periodista Ana Pastor ha denunciado las amenazas de muerte e insultos continuados que ha recibido en las últimas horas a través de Twitter por parte de un usuario de esta red social.

Publicidad

“Quiero ir a la cárcel por matarte. No estoy bromeando, cerda de mierda”, “Esa sonrisa que tienes en la foto, sonrisa falsa, te la voy a destrozar con ácido sulfúrico, basura”, “Yo sé quien eres tú, pero tú no sabes quien soy yo. Voy a violarte analmente para que disfrutes antes de morir, te voy a matar”, “No estoy bromeando, llevas mucho tiempo cayéndome muy mal, guarrísima puta. Tengo amigos policías, así que no tengo miedo”, “En menos de siete días me habré cargado a la hija de gran puta de Ana Pastor. Y lo digo muy en serio. Te voy a matar”.

Mensajes como estos son los que estuvo recibiendo durante todo el día de ayer Ana Psstor por parte de un usuario llamado yamogoke (@nakomekol). Tanto la periodista como otros usuarios de Twitter advirtieron a la cuenta oficial de la Polícía de los comentarios que estaba publicando este individuo, adjuntando pantallazos.

La presentadora de La Sexta también se dirigió al ministro del Interior, José Ignacio Zoido: “Que digo yo que igual Zoido se preocupa por un tuit como este. O igual no”.

A última hora de la noche, este usuario cerró su cuenta de Twitter, eliminado así todos los tuits. Sin embargo, la red ya estaba llena de capturas de sus amenazas. “El clásico cobarde… El que borra todo”, señalaba Ana Pastor.

Precisamente Ana Pastor reflexionaba este sábado en su artículo de ‘El Periódico’ sobre la doble vara de medir que existe a la hora de perseguir a los que insultan y amenazan en las redes sociales.

La periodista abría este debate tras la detención por parte de la Policía Nacional de un tuitero que celebró la muerte de José Manuel Maza, el fiscal general del Estado, y que amenazó con matar al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Me pregunto cuál es el criterio para tomar medidas como estas… ¿o depende de quién es el aludido?”, escribiía la periodista en su cuenta de Twitter, donde también destacaba que ha puesto varias denuncias por insultos hacia ella que no han sido atendidas.

En su artículo de ‘El Periódico’, Pastor no duda en citar insultos que ella misma ha recibido: “Cacho puta”, “Perra asquerosa”“Algún día encontrarás un loco de verdad al que hayas arruinado la vida y te la liará”, “Otro tiroteo de tus amigos los moros, roja babosa”, “Te jodes pedazo de saco de mierda”.

“Frases y amenazas como estas se pueden ver en las redes sociales desde hace mucho tiempo. No es un fenómeno nuevo. De hecho, las que acaban de leer pertenecen al mismo tuitero en diferentes momentos. Nunca la justicia ha actuado de oficio. Ni tampoco cuando se ha interpuesto querella. Nunca la policía ha hecho nada”, indica.

Me pregunto cuál es el criterio que sigue el Gobierno a la hora de tomar este tipo de decisiones. No parece que sea por la gravedad de los escrito en las redes sociales, porque hay ejemplos iguales o peores cada día. Imagino que tiene que ver con quienes son aludidos en esos textos”, apunta.

Y concluye: “Es gente que lleva el odio grabado en la piel y que desgraciadamente forma parte de nuestra sociedad. De nosotros depende subrayar lo que hacen, dicen y escriben. De las autoridades hay días que no merece la pena esperar nada”.

Publicidad

Comentarios