La candidata de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimada, ha sido insultada a la salida de una tienda en una calle de Barcelona. Uno de los culpables de estos insultos grabó todo mientras gritaba “cerda” o “fascista” a la política española. Las redes sociales han mandado su apoyo a la política.

Publicidad

Inés Arrimadas ha sido víctima de insultos en las calles de Barcelona a pocas horas de las elecciones en Cataluña. La política fue acosada por un individuo que grabó con el móvil al mismo tiempo que profería insultos contra ella.

Arrimadas recibió gritos de “cerda”, “fascista” y también tuvo que soportar insultos contra su partido: “No queremos fascistas en este barrio” o “fuera Ciudadanos de Cataluña”. Todo esto fue grabado en vídeo y se difundió rápidamente por las redes sociales.

Ante este acoso, sufrido también por su marido, Xavier Cima, que la acompañaba, la política de Ciudadanos no respondió y siguió su camino intentando evitar al grupo de personas que la insultaron. El incidente ocurrió en las afueras de una tienda en la calle Travessera de Les Corts.

Tras conocerse la noticia, las redes sociales han mandado ánimos a Arrimadas y han condenado conductas de este tipo. El propio líder del partido, Albert Rivera enviaba un tuit a Inés Arrimadas.

“Mucho ánimo @InesArrimadas, pronto sustituiremos los insultos y amenazas por respeto y convivencia. ‘Ladran, luego cabalgamos”, escribía el político.

No es la primera vez que Inés Arrimadas sufre este tipo de acoso, aunque hasta ahora había sido a través de las redes sociales. La política, de hecho, ha denunciado en varias ocasiones los insultos y amenazas recibidos en Twitter y Facebook especialmente.

Sí han sufrido escraches similares otros políticos. Una de las últimas, Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, quien fue perseguida durante más de media hora durante un acto de campaña.

Arrimadas sufría este acoso precisamente en la jornada de reflexión, cuando los candidatos a la Generalitat aprovechan para descansar y pasar el día en familia o con amigos, alejados de los mítines y antes de enfrentarse a las urnas catalanas que recogerán los votos este 21D.

Publicidad

Comentarios