El PP irá finalmente a la guerra que muchos cargos querían evitar: Soraya Sáenz de Santamaría vs. María Dolores de Cospedal. El cartel por la sucesión de Mariano Rajoy como líder del partido se completa con otros cuatro candidatos: Pablo Casado, José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y José Luis Bayo.

Publicidad

Buena parte del PP quería una candidatura de unidad, pero nada más lejos de la realidad. La carrera por la sucesión de Mariano Rajoy como presidente del partido será una guerra total. La espantada de Alberto Núñez Feijóo, al que todos daban como favorito, ha provocado que las dos archienemigas históricas en la formación, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, se hayan lanzado a la arena y se vayan a batir por fin en duelo. Pero no estarán solas.

La exvicepresidenta del Gobierno y la secretaria general del PP compartirán cartel con el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado; el exministro José Manuel García Margallo; el diputado y secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales José Ramón García Hernández; y el exlíder de Nuevas Generaciones de la Comunidad Valenciana José Luis Bayo.

La renuncia de Feijóo ha dejado descolocado a muchos, que ven un congreso extraordinario lleno de incógnitas e incertidumbres, algo inusual en un partido disciplinado como el PP. Se abre el peor de los escenarios. Y es que algunos cargos no ocultan su preocupación ante la posibilidad de que el PP vaya a un duro cónclave de confrontación.

Pablo Casado, José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y José Luis Bayo.
Pablo Casado, José Manuel García Margallo, José Ramón García Hernández y José Luis Bayo

ASÍ SE ELEGIRÁ AL NUEVO LÍDER

Los aspirantes tienen hasta este miércoles a las 14:00 horas para formalizar sus candidaturas. Sólo son necesarios 100 avales, por los que todos superarán sin problemas este primer corte. Las candidaturas se proclamarán oficialmente el 22 de junio y desde entonces se abre la campaña.

El 5 de julio están llamados a votar en urna secreta todos los militantes que estén al corriente de pago. Ese día habrá dos urnas: una para votar a los compromisarios que irán al congreso (que se celebrará el 20 y 21 de julio) y otra para votar directamente a uno de los candidatos. Sólo pasarán a la siguiente fase los dos más apoyados.

En esta votación, si uno de los candidatos logra más del 50% de votos, es el más votado en la mitad de las circunscripciones -de las 60 que hay- y le saca más de 15 puntos de diferencia al siguiente rival ya sería automáticamente elegido como nuevo líder.

Como no se prevé que eso ocurra, la segunda vuelta sería en el congreso del PP del 20 y 21 de julio. Allí solo votarán los 3.134 compromisarios entre uno de los dos candidatos que lleguen a la final. El ganador será proclamado líder del PP en este congreso extraordinario y además se convertirá en el candidato del partido a la Presidencia del Gobierno.

Publicidad

Comentarios