Carles Puigdemont no descarta ningún escenario. El abogado del expresidente de la Generalitat ve “lejos” la posibilidad de pedir autorización al juez para acudir a la sesión de investidura y no cierra la puerta a que pueda regresar a Cataluña para acudir al pleno.

Publicidad

El abogado en España de Carles PuigdemontJaume Alonso-Cuevillas, ha afirmado que no descarta que el expresidente de la Generalitat y candidato a la investidura acabe personándose en el Parlament para ser elegido.

“Tiene la valentía suficiente para presentarse, dejarse encarcelar y hacer reventar la cafetera a presión en la que vivimos”, ha declarado a los micrófonos de RAC1.

Cuevillas también ha alejado la posibilidad de que acaben solicitando permiso al juez del Tribunal Supremo que lleva la macro causa contra los dirigentes independentistas, Pablo Llarena, para que Puigdemont pueda asistir al pleno del Parlament sin que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado lo detengan.

Dicha petición de autorización fue una de las vías que consideró legales el Tribunal Constitucional tras el recurso del Gobierno. “No lo descartamos, pero cada vez vemos más lejos esa posibilidad. Nos resistimos a aceptar que la investidura del ‘president’ de la Generalitat pueda estar condicionada a un permiso judicial previo. Es un escándalo, contrario a los más elementales principios del estado de derecho“, ha declarado el letrado.

“Donde se ha visto que para el ejercicio de un derecho fundamental, una persona que, por muy imputada que esté, tiene toda la plenitud de sus derechos cívicos, se haya de someter a autorización judicial”, ha valorado.

RECURSO

Sobre si recurrirán la decisión del TC de poner condiciones a la investidura -ya que acuerda suspender la sesión del Parlament si se pretende hacer en ausencia del candidato-, Cuevillas ha dicho: “Supongo que sí, hoy lo acabaremos de decidir. Ciertamente es muy complicado. La resolución del TC no hay por donde cogerla. Es desde el punto de vista jurídico una monstruosidad”.

Ha explicado que no lo tienen “plenamente decidido”, y si bien tienen los argumentos que cuestionan la resolución, ha puntualizado que todavía no saben si acudirán al Tribunal Supremo, al Constitucional o al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La resolución del TC es nula de pleno derecho, pero formalmente está vigente, y el TC no es nadie, no tiene atribuciones para interpretar preventivamente el reglamento del Parlament, le corresponde a los órganos internos del Parlament”, ha opinado.

Ha indicado que dicha resolución invade competencias del Parlament y declaró nulas cosas que no se han producido, y ha considerado que toda la causa es absolutamente irregular y no hay por donde coger los delitos de rebelión y sedición: “Todo es una barbaridad”.

“Jurídicamente no tenemos otra opción que seguir denunciando los flagrantes incumplimientos del ordenamiento jurídico, primero hemos de agotar las instancias internas españolas”, ha indicado el abogado, que ha asegurado que toda su acción jurídica se hace mirando al Tribunal de Estrasburgo.

Publicidad

Comentarios