Carles Puigdemont ha rechazado convocar elecciones autonómicas en Cataluña y ha pasado la pelota al Parlament, que tendrá que decidir cómo actuar ante la aplicación del 155.

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparecía este jueves a las 17:00 horas para comunicar que no convocará elecciones autonómicas en Cataluña, pese a lo que se había anunciado de manera extraoficial horas antes.

En su discurso, Puigdemont arrancaba asegurando que su deber como líder del Ejecutivo catalán es “agotar todas las vías para encontrar una solución dialogada”. En estos momentos, ha dicho, no hay “ninguna garantía que justifique la convocatoria de elecciones”.

Puigdemont asegura que ha intentando obtener “estas garantías” y ha culpado al Partido Popular de dinamitar todas las opciones. “Ha aprovechado para crear más tensión”, ha dicho del partido del Gobierno de Rajoy.

“Nadie podrá reprochar a la parte catalana voluntad de diálogo”, ha continuado antes de asegurar que ha sido la propia sociedad catalana la que “nos ha llevado hasta aquí”. “Hace falta que ahora el compromiso con la paz y el civismo se mantengan más firmes que nunca. Solo de esta manera podremos acabar ganando”, ha agregado antes de pasar la pelota al Parlament, ya que ha dicho que corresponde a los diputados ahora “determinar qué hacer con la aplicación del 155”.

Por otro lado, con su discurso Puigdemont descarta elecciones pero tampoco realiza una Declaración Unilateral de Independencia, como muchos pensaban tras rechazar los comicios autonómicos.

Tras su discurso, está previsto que los diputados se reúnan en Pleno en el Parlamento catalán para debatir qué hacer con la aplicación del 155. Un Pleno que podría cambiar de día y de hora o que podría ser desconvocado antes de las 18:00 horas.

Publicidad

Comentarios