ERC encendió la mecha hace unos días de un posible fraude electoral por parte del Gobierno en las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre y ahora algunos usuarios de Twitter abonan esa teoría de la conspiración.

Publicidad

El temor a un batacazo del independentismo en las elecciones catalanas del 21 de diciembre está provocando que haya quien ponga a circular teorías conspiranoicas sobre un posible pucherazo por parte del Gobierno, que controlará los comicios tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Una serie de tuits han levantado en las últimas horas un torrente de dudas sobre la limpieza del proceso electoral

Una usuaria de Twitter (@susaboni) realizó la siguiente denuncia: “Llegan tarjetas censales a casa de gente que no ha vivido nunca. Son nombres castellanos, de nacidos en 1926 y 27, el DNI empieza por 17. Esta podría ser una vía de fraude electoral. ¿Conocéis algún caso? Es importante”.

Este tuit provocó el inmediato interés de la televisión autonómica catalana, TV3, que a través de su canal de noticias respondió a esta usuaria: “Hemos visto lo que explicas de las tarjetas censales. Nos gustaría hablar contigo. ¿Nos puedes seguir y hablamos por DM (mensaje directo)?”.

Más tarde, otra usuaria, @Ofpina, hizo una denuncia similar: “Somos tres en casa y hemos recibido cuatro tarjetas censales. Una, la de este señor que, os juro, no vive en nuestra casa”. Posteriormente, aclaró el entuerto: “Importante. Acaba de venir a casa la persona destinataria de la tarjeta censal cuando ha visto lo que he publicado en Twitter. Había vivido aquí hace años y parece que no tiene los datos actualizados en el padrón. En este caso no se trataría de ningún pucherazo. Haga RT, por favor”.

La repercusión de ambos tuit, sin embargo, ha sido muy diferente. Mientras el primero tuvo cerca de cinco mil retuits, el segundo apenas llegó a los cien, tal y como recoge @GabyPoblet.

Otros usuarios han hecho denuncias similares, lo que ha encendido a muchos independentistas conspiranoicos:

INDRA NO SE ENCARGA DEL RECUENTO

Otra de las mentiras extendidas en los últimos días a través de las redes sociales es que el Gobierno puede manipular la votación a través de Indra. Sin embargo, la realidad, tal y como explicó este domingo ‘El Objetivo’ (La Sexta), es que la empresa que gestiona el proceso informático de las elecciones no interviene en ningún momento en el recuento.

Una vez cierra el colegio electoral, la ley especifica que son los miembros de la mesa electoral los que cuentan los votos en voz alta y con los apoderados de los partidos presentes. Después, esos resultados electorales se apuntan en el acta de escrutinio y ese acta se entrega, por duplicado y con la Policía presente, a un juez. A continuación, son esos resultados electorales los que se facilitan a Indra para que los distribuya al centro de datos y a los medios de comunicación. Y los partidos políticos tienen copia de ese acta para comprobar que Indra está dando bien los resultados.

Tres días después de las elecciones y en un proceso en el que Indra tampoco interviene se celebra el escrutinio general. A ese acto asisten todos los partidos políticos y también puede asistir cualquier ciudadano. Allí se vuelven a contar los votos y se comparan con las actas provisionales para cerrar el resultado definitivo.

FRAUDE “IMPOSIBLE”

Sin ir más lejos, Lluís Anaya, director del Área de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, dependiente del Departamento de Gobernación de la Generalitat de Cataluña, aseguró hace algunos días que el fraude electoral “es imposible”.

Anaya permanece en el cargo a pesar de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que significó el cese de muchos miembros del Govern, y se encuentra en estas fechas dirigiendo todo el equipo de TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) que recogerá, procesará y publicará los resultados de las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre. Fue uno de los primeros 15 detenidos por la Guardia Civil en la operación para evitar el referéndum del 1-O y que provocó las concentraciones frente a la Consejería de Economía.

Desde su cuenta de Twitter, el alto cargo animó a votar a todos los ciudadanos tras reivindicar que lleva 37 años siendo “una de las solo cuatro personas que ha dirigido y organizado las elecciones al Parlament”. Tras dejar claro el peso de la experiencia, Anaya ha garantizado que “el fraude es imposible” por lo que “no sufráis” y “votad”, aconsejó. Para que quede constancia de su identidad, el usuario aportó una tarjeta de visita de su cargo en la Generalitat.

Publicidad

Comentarios