TVE fue, según ellos, la primera cadena en anunciar la muerte de Ángel Nieto. Y así han querido reflejarlo en un tuit. Sin embargo, cuando la pública se vanagloria de un logro, -puesto en duda por muchos-, se le vuelve en contra, desatando un torrente de críticas.

Publicidad

A los tuiteros y admiradores de Ángel Nieto no les ha sentado nada bien que TVE intente sacar rédito de una muerte. También, además, porque aunque pudieran ser los primeros en ofrecerla en directo, -algo que hay que habría que comprar para ver si efectivamente fue así en todo el territorio nacional-, la información ya corría como la pólvora por las redes sociales y varios medios digitales habían confirmado la noticia.

Sin embargo, este pasado viernes, TVE decidió sacar pecho y darse importancia. En un tuit, la cadena se vanagloriaba de haber dado en primicia la noticia de la muerte de Ángel Nieto. Y eso pese a que tras conocerse la información, en 24 Horas aún emitieron hasta en tres ocasiones un falso directo con la reportera desplazada hasta la clínica de Ibiza donde permanecía ingresado el expiloto de motos.

Con una foto del presentador de la tarde del Canal 24 Horas y otra de Ángel Nieto, TVE recogía, en el perfil de Twitter de RTVE su ‘logro’.

Rápidamente, fueron muchos los que le recriminaron que presumiera de ello, pues la muerte de una persona no es algo por lo que sacar pecho.

Otros, les hicieron ver que no fueron los primeros, recordándoles que algunos tuiteros ya se quejaron de su demora el día de la muerte de Nieto, llegando el programa ‘Sálvame’ (Telecinco), más destinado a información de corazón que a noticias de actualidad, a adelantarse a la cadena pública.

Algunos aprovecharon para criticar su gestión general, el hecho de que TVE ya no sea referente informativo o incluso que pese a vanagloriarse de logros profesionales, hayan obviado noticias relacionadas con la corrupción del PP. Algo que incluso sus propios trabajadores han criticado en las redes sociales.

Con su tuit, a TVE se le ha vuelto en contra un mérito que, en otro caso, sí habría sido motivo de orgullo.

Publicidad

Comentarios