El Ayuntamiento de Roma ha decidido destinar los 1,5 millones de euros que se recogen anualmente en la Fontana di Trevi, y que actualmente se destinaban a Cáritas, a otros fines, como preservar las fuentes de la capital o proyectos de carácter social.

Publicidad

La decisión ya está tomada. La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, convocó una reunión exprés donde se llegó a un veredicto. El dinero recaudado en la Fontana di Trevi cambiará de dueño.

Horas antes de conocerse el desenlace, la Iglesia criticó duramente al Ayuntamiento por sus claras pretensiones. De nada sirvieron las acusaciones eclesiásticas al Consistorio de “quitar dinero a los pobres”.

Finalmente, el gobierno municipal ha decidido que las monedas que los turistas arrojan a la popular Fontana di Trevi dejarán de destinarse a Cáritas.

El Ayuntamiento de Roma ha visto conveniente destinar los 1,5 millones de euros que se recogen anualmente a otros fines, como preservar las fuentes de la capital o proyectos de carácter social.

Malas noticias para Cáritas

Es evidente que la decisión del Ayuntamiento de Roma perjudica de forma irreversible a los proyectos de Cáritas.

Todo empezó en 2001 cuando el alcalde de la ciudad de Roma, Walter Veltroni, decidió donar todo el dinero recaudado en la fuente a Cáritas. Desde entonces y gracias a Veltroni, la institución dependiente de la Iglesia Católica lleva contando con esos ingresos.

Desde ese mismo año, la empresa municipal ACEA es la encargada de gestionar la fuente. ACEA vacía periódicamente el agua de la Fontana di Trevi y deposita a la ONG las monedas halladas para diversos fines.

Ahora, según la nueva ordenanza, el uso de las monedas, que como tradición lanzan los turistas con el deseo de volver a la capital italiana, también estará gestionado para la misma empresa.

En total, los ingresos representaban un 15% del presupuesto total de la organización en Roma. Con este dinero, Cáritas podía llevar a cabo diversos fines. Desde un refugio a personas sin hogar hasta un comedor social o supermercado gratuito para los más pobres.

La medida ha sido impuesta por la actual alcaldesa Virginia Raggi, del Movimiento 5 Estrellas. Esta nueva norma se hará realidad a partir del próximo mes de abril.

Sin embargo, Raggi ha explicado que seguirán colaborando con Cáritas, aunque de otras maneras.

Publicidad

Comentarios