Nicolás Maduro ha anunciado que regulará el precio de la gasolina. Algo que podría acabar con el petróleo más barato del mundo. La decisión del presidente venezolano podría dar al traste con 8 datos que pocos conocen sobre este producto en el país latino.

Publicidad

Los venezolanos con cualquier vehículo tendrán que sacarse ahora el llamado “carné de la patria”. Otra penuria más en el país latino anunciada por Nicolás Maduro. El presidente venezolano anunciaba una medida que podría dar al traste con el gasolina más barata del mundo. Hasta 8 datos podrían quedar obsoletos acerca del petróleo en Venezuela, del que siempre ha presumido por su precio.

Maduro creará un censo para repartir una tarjeta electrónica con la que acceder a los subsidios del Gobierno para llenar los tanques de combustible. Entre el 3 y el 5 de agosto, todo venezolano que cuente con un vehículo a motor tendrá que registrarse en un censo.

El presidente venezolano evitó, eso sí, mencionar el aumento en el precio de la gasolina, un tema tabú en el país con el petróleo más barato del mundo. Sin embargo, sí afirmó que los actuales precios no cubren los costes de producción y aseguró que incentivan el contrabando. “En Venezuela, los hidrocarburos, la gasolina, decir que se regala es poco, pagamos por echarla. Tenemos que ir a un uso racional”, ha dicho.

Maduro anunció también que el 20 de agosto eliminará cinco ceros a la moneda. Y, además, saldrán en circulación nuevos billetes. Con la nueva moneda de menor valor, de 0,5 bolívares (los 50.000 bolívares de hoy) se podrán adquirir hasta 50.000 litros de combustible.

Con la regulación, Venezuela sufrirá una de sus pocas subida de precio en la gasolina en su historia. La última llegó el 17 de febrero de 2016. Maduro subió entonces el coste por primera vez en veinte años, situándolo en 1 bolívar por litro.

Por qué es la gasolina más barata del mundo

Venezuela puede presumir de tener la gasolina más barata del mundo. Repasamos los 8 datos más desconocidos de esta situación.

  1. Menos que un caramelo. Llenar el tanque en Venezuela cuesta lo mismo que un caramelo en un quiosco. Lo segundo más barato en la calle, un paquete de chicles, ya supera ese precio.
  2. Trabajadores a base de propinas. El barato precio hace que los gasolineros y los dueños saquen más beneficio de lo que dejan los clientes de más que del propio precio.
  3. El Estado pierde. La gasolina está subsidiada, lo que hace que el Gobierno tenga pérdidas de dinero por ello. Algún ministro de Economía ha llegado a decir en el pasado que “el Estado les paga a los venezolanos” para que consuman gasolina.
  4. Gasolina importada. Curiosamente, varios de los “ingredientes” del combustible que se vende en Venezuela proviene de otros países.
  5. Contrabando. Como asegura Maduro, el precio anima al contrabando. Se estima que es incluso más rentable que el narcotráfico en Colombia.
  6. Escasez. Algunos estados fronterizos de Venezuela sufren la falta de gasolina, precisamente por el contrabando. Hace unos años, las colas kilométricas para llenar los coches saltaron a la prensa internacional.
  7. Producción a la baja. Desde 2004, la producción de petróleo ha caído. Y a día de hoy se produce la mitad de lo que se producía en 2005.
  8. Reservas. Pese a ello, Venezuela cuenta con una de las reservas de petróleo más grandes del mundo. Tanto es así que, produciendo lo que ahora, el país tiene para los próximos 282 años.
Publicidad

Comentarios