Nadia Calviño se posiciona ya entre las favoritas para presidir el Eurogrupo después de que Mario Centeno haya anunciado que abandona su puesto en el Gobierno portugués y que no optará, por tanto, a renovar el mandato en el organismo europeo.

Publicidad

La vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, se encuentra entre las posibles sustitutas de Mario Centeno al frente del Eurogrupo. La política española es ya una de las favoritas para presidir, a partir del 13 de julio, el organismo europeo.

Centeno anunciaba este pasado martes que abandona el Gobierno portugués y que no optará tampoco a renovar el mandato al frente del Eurogrupo. Rápidamente, saltaban a la palestra los nombres de sus posibles sustitutos. Entre ellos, el de la ministra Calviño.

Sin embargo, todavía no hay ninguna candidatura formal. Pero sí hay tres ministros que parecen dar un paso adelante. Además de Calviño, el luxemburgués Pierre Gramegna, y el irlandés Paschal Donohoe. Pero ninguno de sus gobierno se ha pronunciado oficialmente aún.

El proceso se iniciará este jueves, en la reunión telemática de los responsables de Finanzas de los socios europeos. En este encuentro, Centeno comunicará oficialmente a sus colegas su decisión. Se abrirá entonces un plazo para la presentación de candidaturas.

A la espera de conocer quiénes podrían ser los rivales de Nadia Calviño, la ministra cuenta con una «reputación irrepochable» a nivel europeo. Así como también «un perfil muy pronunciado». Ha estado durante ocho años en las instituciones europeas, posee numerosos contactos en Bruselas y su papel de contrapeso de Podemos en el Gobierno hacen de ella una de las favoritas si decide presentar su candidatura. De hecho, gracias a ella, se paralizaba la derogación íntegra de la reforma laboral.

Además, si presidiera el Eurogrupo, no tendría que abandonar el Ejecutivo de Sánchez. Y es que ambos cargos son completamente compatibles.

Pros y contras

Calviño cuenta a su favor también con el hecho de que la presidencia del Eurogrupo seguiría en manos de un país del sur. Y, además, de la familia socialdemócrata.

En contra, el hecho de que España será, junto a Italia, una de las economías más afectadas por la crisis del Covid-19. Y en un momento, además, en el que las relaciones del Eurogrupo estarán en gran medida relacionadas con la respuesta a la pandemia y sus crisis económica.

Por su parte, Gramegna, de la familia liberal europea, ya intentó dirigir el Eurogrupo hace dos años y medio. Pero fue ampliamente superado por Centeno. El irlandés Donohoe, de momento, no hace declaraciones al respecto y afirma estar centrado en pactar un Gobierno de coalición tras las elecciones que se celebraron en febrero.

El elegido será la cuarta persona en ocupar la presidencia del Eurogrupo, un cargo que se puso en marcha en 1998. Estrenó el puesto el luxemburgués Jean Claude Juncker. A éste le sustituyó el holandés Jeroen Dijsselbloem. Y, después, llegaba el portugués Mario Centeno. Quizá, tras tres hombres, Nadia Calviño cuenta también con la baza de poder ser la primera mujer en el cargo.

Publicidad

Comentarios