Una mujer ha sido detenida tras trepar por la Estatua de la Libertad para protestar contra la política migratoria de Donald Trump. La activista ha estado durante más de tres horas encaramada a la plataforma del monumento y la Policía ha tenido que desalojar la zona y asegurar a la activista con cuerdas para poder bajarla.

Publicidad

Una mujer que ha escalado el pedestal de piedra de la Estatua de la Libertad, el tributo a la libertad y la democracia de Estados Unidos, que se encuentra en Nueva York, ha sido detenida este miércoles después de tres horas y tras provocar la evacuación del lugar en el Día de la Independencia del país.

La mujer estaba protestando contra la política migratoria de la Administración de Donald Trump y la decisión de las autoridades de separar a las familias de inmigrantes indocumentados.

Las imágenes de televisión mostraban a dos oficiales con casco, equipados con arneses y cuerdas, acercándose lentamente a la mujer y agarrándola mientras se aferraba al lado inclinado de la estatua de más de 91 metros de alto.

Minutos antes, la mujer se había quitado sus zapatos para intentar escalar las túnicas de la Estatua de la Libertad, aunque no tuvo éxito.

“Ha sido detenida amistosamente, pacíficamente, sin heridos, gracias a Dios. Todo ha terminado ahora”, ha señalado a Reuters el sargento David Somma, portavoz del Servicio de Parques Nacionales, que ha añadido que los fiscales determinarían cualquier cargo a presentar contra la mujer.

El incidente ha obligado al Servicio de Parques a evacuar el área, habitualmente visitada por miles de turistas.

“NO BAJARÉ HASTA QUE LIBEREN A TODOS LOS NIÑOS”

Poco antes de que la desconocida escalara hasta los pies de la estatua un grupo de activistas desplegó en la base del monumento, más abajo del lugar donde trepó la mujer, una pancarta de protesta contra el servicio de inmigración de Estados Unidos.

Aunque en un principio los organizadores dijeron que la persona que escaló hasta el pedestal no formaba parte de su grupo, posteriormente aclararon que la mujer decidió actuar por su cuenta sin contar con los demás, y su acto no estaba programado.

Según fuentes de los cuerpos de seguridad consultadas por la cadena NBC, la mujer había advertido que no bajaría voluntariamente hasta que no fueran puestos en libertad “todos los niños” que han sido separados de sus padres que son inmigrantes indocumentados.

Publicidad

Comentarios