La farmacia madrileña ha lanzado una campaña para informar a la población sobre el uso correcto del material de protección contra contagios de la COVID-19 y las garantías sanitarias necesarias que deben cumplir los distintos tipos de mascarillas para que cumplan su función y no supongan ningún riesgo para la salud.

Publicidad

Con este objetivo, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid ha enviado a las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid una información técnica sobre los distintos tipos de mascarillas existentes en el mercado (mascarillas higiénicas, quirúrgicas, autofiltrantes o de uso dual), a fin de que los profesionales ofrezcan consejos precisos para garantizar su correcta utilización y seguridad.

Asimismo, los técnicos del Colegio han elaborado una infografía sobre estos productos sanitarios que sirva de referencia informativa al usuario que entra en una oficina de farmacia. Los ciudadanos pueden, además, consultar un documento de preguntas más frecuentes sobre mascarillas en la página colegial, que les permitirá guiarse en la compra de este material con suficiente garantía tanto sobre su uso como su calidad.

El Colegio ha alertado también a los colegiados para que extremen la vigilancia en la compra de mascarillas a sus proveedores ante los casos detectados cada vez más frecuentes de productos con características y certificaciones superiores a las que, en realidad, tienen en apariencia.

Toda la información y la normativa de referencia citada en la documentación enviada a las oficinas de farmacia permitirán a sus profesionales ofrecer una información de la máxima calidad a los usuarios y ayudará, a estos últimos, a acceder al tipo de mascarilla que mejor se adapte a su circunstancia.

La farmacia madrileña recuerda a la población que el uso de mascarilla debe ir siempre acompañado del cumplimiento estricto de las medidas generales de higiene recomendadas para la prevención de la infección por coronavirus: higiene de manos frecuente con agua y jabón o soluciones alcohólicas, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y tirar estos tras su uso a un contenedor y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Por otra parte, el Colegio quiere insistir en que el precio máximo de venta al público fijado por el Gobierno para las mascarillas de 0,96 euros la unidad, impuestos incluidos, solo se aplica al material quirúrgico desechables. Del mismo modo, en el caso de los geles y soluciones hidroalcohólicas, los precios máximos de venta del Gobierno solo se aplican a los nueve fabricantes autorizados, de forma temporal, por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Publicidad

Comentarios