El Hospital La Luz ha sido el escenario de la conferencia magistral La Oncología en el siglo XXI: Medicina de Precisión e Inmunoterapia, impartida por el descubridor del primer oncogen humano (el H-Ras en el cáncer de vejiga), Mariano Barbacid.

Publicidad

El jefe del grupo de Oncología Experimental del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III (CNIO), Doctor en Bioquímica experto en oncología molecular centró su exposición en la evolución y en los avances de la Medicina de Precisión e Inmunoterapia en los últimos años.

Su descubrimiento ha permitido detectar por primera vez una mutación asociada al desarrollo del cáncer, hallazgo que fue publicado en la revista Nature en 1982. Este hecho abrió la puerta al estudio de las bases moleculares del cáncer permitiendo las terapias dirigidas actuales contra los oncogenes mutados, la denominada “medicina de precisión”.

Recientemente, investigadores del Grupo de Oncología Experimental del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), liderados por Mariano Barbacid, han logrado eliminar en ratones el adenocarcinoma ductal de páncreas, uno de los más agresivos y resistente a los tratamientos actuales.

Mariano Barbacid, ha congregado en el salón de actos del hospital a numerosos médicos, especialistas en oncología y personal del centro que escucharon con atención las nuevas terapias que desde hace 10 años se están implementando para el tratamiento del cáncer.

Mariano Barbacid
Mariano Barbacid

Barbacid ha destacado que la medicina de Precisión, o terapias dirigidas o personalizadas, consiste en el diseño de fármacos lo más selectivos posibles contra dianas moleculares directamente implicados en los procesos tumorales, genéricamente conocidos como “Drivers”, o contra dianas indirectamente implicadas en estos procesos y cuya inhibición también puede ayudar a inhibir la progresión tumoral.

“Para que la medicina de Precisión sea más efectiva será necesario que los nuevos fármacos sean menos tóxicos y permitan diseñar combinaciones de varios inhibidores que permitan bloquear varias rutas de señalización a la vez, para que, al igual que pasó con las terapias contra el virus del SIDA, no se generen resistencias”, ha reconocido el especialista.

En referencia a la Inmunoterapia, una de las preguntas que más frecuentemente se han hecho los inmunólogos interesados en cáncer es cómo es posible que el sistema inmune no reconozca y por consiguiente no ataque a los tumores dado que son muy distintos de las células normales. “De hecho, numerosos investigadores han intentado atacar el cáncer potenciando el sistema inmune, pero desgraciadamente estas terapias no han tenido éxito debido a su toxicidad”, ha puntualizado Barbacid.

Este experto finalizó explicando las ventajas de la inmunoterapia, es más efectiva que las terapias existentes en ciertos tumores, menos efectos secundarios y efectos más duraderos y con menos resistencias pero también hizo mención a las limitaciones, no son efectivos en muchos tipos de tumores (mama, próstata, colon, páncreas…), solo son efectivos en un número limitado de pacientes dentro de cada tipo de tumor y su altísimo coste.

Publicidad

Comentarios