Un artículo del diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà ha abierto un agrio debate en las redes sociales, especialmente por los ataques que algunos independentistas han vertido contra él.

Publicidad

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso Joan Tardà está recibiendo un aluvión de críticas por parte de un sector del independentismo después de un artículo publicado en ‘El Periódico’. En este texto, titulado, “ni astucias ni huida hacia adelante; ahora toca ser más”, el dirigente republicano propone reconstruir puentes de entendimiento con el PSC y los ‘comuns’ de Ada Colau y Xavier Domènech.

“Traidor” y “cobarde” son algunos de los calificativos que ha dedicado la comunidad tuitera a  Tardá. Ha sentando como un jarro de agua fría el giro de timón entre en el independentismo y hasta la diputada Mireia Boya (CUP) ha mostrado su disconformidad ante la propuesta de Tardà. “No son tripas. Es el 1 de octubre”, le espetaba en relación a su frase “menos tripa y más cerebro”.

Demòcrates de Catalunya, formación coaligada con ERC en el Parlament, ya ha amenazado con romper la alianza con los republicanos si se materializa ese acercamiento con el PSC. Desde Twitter también, la portavoz Assumpció Laïlla, ha afeado las reflexiones de Tardà. “¿Tender puentes? ¿Con el 155? ¿Con aquellos que callan ante la cárcel y el exilio? Esto queda muy lejos del mandato del 1-O. Espero que este no sea el sentir de ERC, de otra forma Demòcrates tendremos que replantear la alianza con vosotros”.

Por su parte, el diputado Antoni Castellà también ha mostrado su malestar retuiteando a Laïlla y amenaza con abandonar la alianza tras las palabras de Tardà. Castellà es, de hecho, el único diputado de Demòcrates que por ahora forma parte del grupo de 32 parlamentarios de ERC, aunque Laïlla también entraría si alguno de los electos por Barcelona renunciase a su escaño.

BASSA SALE EN SU DEFENSA

La exconsellera Dolors Bassa, que pasó más de un mes en prisión tras el referéndum independentista, también ha sido duramente criticada por apoyar la tesis de su compañero en ERC. Según comentó Bassa en Twitter, “ERC está siempre con el diálogo y sumando con todos. A pesar de que algunas actitudes, en momentos pasados recientemente, nos hayan podido hacer daño, de corazón, a nivel personal”.

Los seguidores de la exconsellera le han echado en cara en la red que quiera negociar con un partido como el PSC después de su apoyo al artículo 155. Bassa se ha defendido alegando que no habla de pactar, y recuerda que “una cosa son los dirigentes del PSC (con lo que estoy ofendida personalmente) y otra la gente del PSC que tenemos que sumar hacia el independentismo”.

Tras las críticas, Tardà ha señalado que, antes de insultar, es importante leer el artículo y que después “cada uno haga lo que crea adecuado”.

Publicidad

Comentarios