Apple ha publicado una carta a sus clientes en la que pide perdón por el “malentendido” generado alrededor de la ralentización de los iPhone y ha ofrecido descuentos para los usuarios que quieran cambiar la batería de su teléfono.

Publicidad

La semana pasada, Apple reconoció que ralentiza intencionadamente los teléfonos más antiguos cuando se descarga una nueva actualización del software, pero defendió que lo hacía para alargar la batería de los móviles y evitar que se colapsasen.

Estas explicaciones fueron insuficientes para algunos clientes, y solo en Estados Unidos se presentaron nueve demandas colectivas que acusaban a Apple de fraude, publicidad engañosa y enriquecimiento ilícito.

La empresa asegura ahora que ha habido un gran “malentendido” y pide “disculpas” por haber “decepcionado” a sus clientes, al tiempo que ofrece un importante descuento a los usuarios que quieran cambiar las baterías de sus móviles.

DESCUENTO DE 50 DÓLARES

A partir de finales de enero y hasta diciembre de 2018, cambiar la batería de un iPhone 6 o un modelo posterior costará 50 dólares menos, ya que el precio pasará de 79 a 29 dólares.

Algunos usuarios de iPhone llevan tiempo denunciando que Apple ralentiza de forma artificial los iPhone más antiguos a través de la actualización de iOS para incentivar la compra de nuevos modelos.

Esta sospecha tomó fuerza la semana pasada, cuando un desarrollador demostró con datos que el iPhone 6 iba más lento tras cada nueva actualización de software.

La explicación que dio entonces Apple a varios medios fue que la ralentización de los terminales era un mal menor para evitar que los móviles con baterías más antiguas se bloqueasen tras la actualización y, aunque podía empeorar la experiencia de usuario, era menos molesto que el colapso continuo del iPhone.

LOS TRES FACTORES DE APPLE

En el comunicado, Apple reconoce que ha recibido quejas de algunos usuarios que veían cómo sus móviles se ralentizaban tras la descarga de la nueva versión de iOS, algo que la compañía achacaba en un principio a dos factores.

Por un lado, a pequeños errores del software que ya están solucionados y, por otro lado, al efecto ‘normal y temporal’ que provoca la descarga de cualquier nueva actualización.

Sin embargo, Apple apuntó este jueves a una tercera razón de peso: el envejecimiento de las baterías de los iPhone 6 y 6S, especialmente en aquellas terminales que aún usan sus baterías originales.

SERÁ POSIBLE CONOCER LA SALUD DE LA BATERÍA

Aparte del descuento, Apple anuncia que la próxima actualización de iOS incluirá una herramienta que permitirá a los usuarios conocer la salud de la batería de su iPhone para que los usuarios decidan si procede cambiarla o no.

Asimismo, la compañía se compromete a seguir buscando nuevas vías para mejorar el rendimiento de sus iPhone y, sobre todo, evitar el “colapso repentino” de los terminales que van envejeciendo.

“Somos capaces de trabajar en lo que nos gusta gracias a su fe y su apoyo y nunca lo olvidaremos o lo daremos por descontado”, concluye la carta que Apple dirigida a sus clientes.

Publicidad

Comentarios