Cientos de miles de personas se han manifestado este domingo en el centro de Barcelona por la unidad de España y contra la independencia de Cataluña, convocados por Societat Civil Catalana (SCC): más de un millón según la entidad y 350.000 según el Ayuntamiento.

Publicidad

Con el lema ‘Recuperem el seny’, han marchado exhibiendo multitud de banderas españolas y catalanas -además de algunas europeas- desde la plaza Urquinaona, pasando por la Via Laietana hasta la avenida Marquès de l’Argentera, donde se han pronunciado los discursos.

Ha transcurrido en un ambiente reivindicativo en el que se han proferido constantes cánticos pidiendo cárcel para el presidente de la Generalitat: ‘Puigdemont a prisión’, entre otras consignas.

Tan constante ha sido este clamor que el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, ha llamado en su discurso a los manifestantes a no hacerlo: “A prisión va solo el que dice el juez que tiene que ir”.

Los manifestantes, algunos de los cuales se han desplazado hasta Barcelona desde otros puntos de España y con nutrida representación política, han comenzado a caminar puntuales a las 12 y han tardado casi dos horas en completar el recorrido, ya que la cabecera no ha llegado hasta el punto de encuentro, ante la Estació de França, hasta las 13.50.

La manifestación ha discurrido sin incidentes y ha terminado con los discursos de Borrell y del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ante la estación, donde se ha leído el manifiesto que ha cerrado el acto y que ha pedido tender puentes para resolver la situación política, y ha pedido que se les tenga en cuenta: “Sin nosotros no hay solución”.

POLÍTICOS EN PRIMERA FILA

En las primeras filas de la manifestación se han situado la ministra de Sanidad, la catalana Dolors Montserrat; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, como principales autoridades, a las que se han sumado varios representantes del PP, Cs y PSC.

Así, han representado a los populares, entre otros, el presidente del partido en Cataluña, Xavier García Albiol; el vicesecretario de Autonomías, Javier Arenas; la vicesecretaria de Estudios, Andrea Levy, y el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado.

Por parte de Cs, las caras más visibles han sido las de su presidente, Albert Rivera, y la de su líder en Cataluña, Inés Arrimadas, a quienes han acompañado los portavoces en el Congreso y en el Parlament, José Manuel Villegas y Carlos Carrizosa, entre otros.

Los socialistas catalanes no participaban como partido pero sí llamaron a ir, y se ha podido ver al secretario de Organización y portavoz del PSC, Salvador Illa, y al secretario segundo de la Mesa del Parlament, David Pérez, en la cabecera, además del exministro Celestino Corbacho.

También han acudido el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo; el presidente de la Cámara de España y de Freixenet, Josep Lluís Bonet; el presidente de Naturhouse, Félix Revuelta, y miembros de una veintena de entidades.

“NO SOMOS FACHAS, SOMOS ESPAÑOLES”

Uno de los temores de la organización era que la extrema derecha tuviera visibilidad durante la marcha, pero los propios manifestantes han rechazado que se exhibieran símbolos franquistas o vinculados con la extrema derecha: “Esa bandera no nos representa”, han gritado al paso de algunos de ellos (éstos han sido parte de los concentrados, antes de esta manifestación, ante el Cuartel de la Guardia Civil en Travessera de Gràcia, en apoyo a la Benemérita).

Uno de los cántico que ha sonado en la manifestación de SCC ha sido “No somos fachas, somos españoles”, además de “Viva España”, “Luego diréis que somos cinco o seis” y “Dónde está la alcaldesa”.

EL MANIFIESTO

El manifiesto de Societat Civil Catalana (SCC) leído al final de la movilización multitudinaria acusa al nacionalismo de “enquistar” un problema en la sociedad catalana, como considera que es el independentismo

Han leído el manifiesto el presidente de la entidad, Mariano Gomà; uno de sus vicepresidentes, Àlex Ramos, y el exfiscal Carlos Jiménez Villarejo.

El exfiscal ha señalado al nacionalismo como “una ideología reaccionaria que es fuente de división y de confrontación, y ha escrito las peores páginas de la Humanidad”.

Además, se ha dirigido al Govern de la Generalitat durante su intervención, y la ha acusado de “absoluto ignorante” por hablar de democracia cuando tiene abierto un proceso judicial por incumplir la ley.

En relación al incumplimiento de la ley, Villarejo ha asegurado que vivir al margen de la legalidad puede tener “amargas consecuencias” y que la manifestación de este domingo en Barcelona ha dejado claro que no están solos quienes se ponen al lado de la ley.

Mariano Gomà ha agradecido la presencia de los partidos que han acudido a la manifestación, porque “demuestran que es aquí donde están verdaderamente las auténticas estructuras de Estado”.

Según Gomà, en el manifiesto de SCC está la voz de todos los catalanes, a los cuales no van a poder dividir, asegura. En el manifiesto, SCC ha pedido que se trabaje para el entendimiento y no activar irresponsablemente la espoleta de la fractura social.

Así, considera que el problema no es entre Cataluña y el resto de España, sino fundamentalmente de los catalanes, y afirma que “el nacionalismo es el principal responsable de enquistarlo en el seno de la sociedad catalana”.

Asimismo, reclama a la Generalitat y a las entidades y patronales comprometidos con la causa independentista que, cuando hablen en nombre del pueblo de Cataluña, no se olviden intencionadamente de ellos.

“Sin nosotros no hay solución”, ha advertido la entidad, y ha afirmado textualmente que hay que empezar a tender puentes ya, y el texto acaba con un “Visca Cataluña, Visca España, Visca Europa”.

Publicidad

Comentarios