El trabajo de sus profesionales, una visión de futuro y una cultura compartida que ponen al paciente en el centro de su atención, comprometiéndose con el cuidado de su salud, forman parte del plan estratégico y la trayectoria del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz hacia la excelencia.

Publicidad

En ese camino, recorrido a base de liderazgo, innovación, calidad y cercanía, y como continuación del sello internacional EFQM 5 Stars que obtuvo en 2013 con 550 puntos, así como de otros numerosos avales de su calidad, el hospital acaba de obtener el Reconocimiento de Excelencia en Gestión EFQM 5 Stars, otorgado por la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM, por sus siglas en inglés), con más de 650 puntos de valoración.

El sello, resultado de una exhaustiva e intensa evaluación llevada a cabo el pasado mes de febrero por expertos internacionales e independientes de la EFQM venidos de Europa, convierte a la Fundación Jiménez Díaz en el primer y único hospital nacional, público o privado, de su nivel de complejidad y carácter investigador y docente que obtiene la citada puntuación en el modelo EFQM de excelencia en gestión.

“El proyecto EFQM que hemos desarrollado a lo largo de muchos años, e intensificado especialmente en los 20 últimos meses, ha sido reconocido con la máxima puntuación de excelencia, unos resultados que no ha obtenido ningún otro hospital de su tamaño, complejidad y cartera de servicios asistenciales, docentes e investigadores”, ha afirmado, satisfecho y orgulloso, Juan Antonio Álvaro de la Parra, gerente de la Fundación Jiménez Díaz, subrayando el “trabajo en conjunto, implicación y apoyo” de todo el personal del hospital para demostrar el “buen hacer” del centro.

Y es que, una vez más, “hemos conseguido entre todos mejorar el hospital, en este caso con un reconocimiento procedente de evaluadores internacionales del sector y expertos en excelencia en gestión sanitaria”, ha añadido Álvaro de la Parra, para quien el modelo EFQM implementado permite “realizar una gestión de calidad con un enfoque global, estableciendo los hitos claves para la mejor gestión y las estrategias centradas en nuestros grupos de interés”. De cara al futuro -ha apostillado-, el sello genera “el empuje y la fuerza necesaria para seguir mejorando en la excelencia en gestión y en el cuidado y la atención de nuestros pacientes”.

La visión de la Fundación Jiménez Díaz es “ayudar a la transformación del sistema sanitario actual para asegurar su sostenibilidad, promoviendo la innovación e incorporando las nuevas tecnologías disponibles”, así como “ser reconocido como referente a nivel nacional e internacional, desde la perspectiva asistencial, docente e investigadora” y, a juicio de los evaluadores de la EFQM, sus “factores claves del éxito” para convertirla en realidad son sus “estrategias centradas en el paciente, la calidad de su atención asistencial y su eficiencia en todo lo que lleva a cabo como organización o gracias a las sinergias alcanzadas dentro del grupo” al que pertenece, Quirónsalud.

Todo ello le ha permitido ser valorado en su grupo de referencia por la primera posición que ocupa en las encuestas de satisfacción de sus pacientes y por las bajas tasas de reclamaciones que registra, amén de ser el centro hospitalario madrileño más escogido por libre elección y con menos pérdidas de su población asignada desde hace casi una década.

Asimismo, el informe, realizado por los auditores tras una semana de evaluación en las instalaciones del hospital que incluyó más de una treintena de entrevistas individuales con responsables de muy diferentes estamentos y áreas y varias sesiones de grupo con diferentes colectivos profesionales, destaca numerosos aspectos diferenciales y fortalezas de la Fundación Jiménez Díaz categorizados por conceptos de excelencia de la EFQM.

Aspectos diferenciales y fortalezas

En concreto, la fundación europea considera reseñable el valor añadido que el hospital aporta a sus pacientes al comprender, anticipar y responder a sus necesidades, expectativas y oportunidades a través de la política de ‘Trato y Tratamiento’ y de una estrategia que sitúa al paciente en el centro de su actividad; al tiempo que crea un futuro sostenible al generar en la sociedad un impacto positivo. “Contribuir a la transformación del sistema sanitario es un objetivo prioritario para la Fundación Jiménez Díaz”, señala el informe, añadiendo que “su ambición de ser uno de los mejores hospitales de Madrid se materializa a través de la mejora constante de las tecnologías médicas, el nivel de experiencia del tratamiento médico ofrecido y el desarrollo de innovadoras estrategias orientadas al paciente”.

El desarrollo de la capacidad de organización y gestión eficaz del cambio desde el firme convencimiento y apuesta por la tecnología para lograr un cambio hacia un nuevo enfoque virtual de la Medicina y el aprovechamiento de la creatividad y la innovación de sus profesionales fomentando proyectos dirigidos a mejorar la asistencia ofrecida al paciente (telemedicina, soluciones de movilidad, servicios de atención remota, nuevas herramientas de comunicación…), empoderándole e involucrándole en su propio tratamiento son otros puntos fuertes del hospital subrayados en el informe.

“La Fundación Jiménez Díaz tiene un equipo directivo sólido y visionario que ha guiado sabia y firmemente a la organización para ser uno de los hospitales de Madrid más valorados por los pacientes, dedicando sus esfuerzos a mejorar su rendimiento, sostenibilidad y desarrollo y contando con el respeto de todos sus trabajadores”, señalan también los auditores de la EFQM al hablar del liderazgo con visión, inspiración e integridad del hospital, así como de su capacidad para gestionar con agilidad oportunidades y amenazas, identificándolas y respondiendo efectiva y eficientemente ante las mismas.

Igualmente, es de destacar la notable motivación de quienes forman parte del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, sus excelentes habilidades en sus respectivas responsabilidades y la fluida comunicación entre el equipo directivo y todo el personal, lo que permite al centro avanzar gracias al talento de sus profesionales.

Finalmente, la EFQM hace hincapié en el mantenimiento de sus excepcionales resultados a largo plazo, lo que convierte a la Fundación Jiménez Díaz en una organización excelente que consolida su posición como hospital destacado en su grupo en Madrid. “La imagen percibida por los pacientes es muy alta, cada vez más lo prefieren a través de la libre elección y su tasa de deserción mantiene tendencias muy positivas en los últimos años”, concluye el informe.

Nuevo paso en el camino hacia la excelencia

La obtención del sello EFQM 650+ representa un nuevo paso en el camino hacia la excelencia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, que ya obtuvo en 2013 el Reconocimiento Internacional de Excelencia EFQM 5 Stars por la calidad de su gestión de excelencia en todas sus áreas de actividad con 550 puntos.

El hospital ya fue entonces el primero de su categoría en Europa en conseguir la máxima puntuación, ya que sólo otros diez centros del continente habían logrado un reconocimiento con evaluación internacional EFQM igual o superior, pero ninguno de ellos era del tamaño ni complejidad de la Fundación Jiménez Díaz, lo que puso de manifiesto la orientación de su gestión hacia la atención, calidad, seguridad y continuidad asistencial de los pacientes.

Publicidad

Comentarios