La investigación en Oncología se dirige a buscar tratamientos más efectivos, más personalizados y con menos efectos secundarios. Los centros que unen asistencia clínica e investigación pueden ofrecer a sus pacientes las últimas alternativas terapéuticas que ayuden a vencer el cáncer.

Publicidad

Actualmente en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid se están llevando a cabo más de 40 ensayos clínicos (21 de ellos en periodo de reclutamiento de pacientes), algunas de estas investigaciones en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), buscan alternativas terapéuticas más personalizadas para los pacientes que tienen cáncer. “En investigación contra el cáncer existen actualmente dos líneas principales: la primera son terapias que activan el sistema inmune del propio paciente para que combata contra las células tumorales, es la denominada inmunoterapia. La segunda gran rama de investigación es la del estudio del perfil genético de los pacientes para asignarle las terapias más adecuadas. En ambas líneas de investigación tenemos trabajos”, recalca el doctor Miguel Quimtela, oncólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid e investigador. “Antes se ofrecían las mismas terapias a todos los pacientes y observábamos que en unos respondían muy bien y en otros no. Ahora intentamos conocer por qué existe esta diferencia en la respuesta a las terapias analizando el perfil genético de los enfermos. Empezamos a conocer qué perfiles genéticos tienen mejor respuesta a determinados tratamientos. Ese conocimiento nos ayudará a elegir las terapias más efectivas a los pacientes que las necesitan, así mejorar los índices de curación”.

El doctor Javier Hornedo, jefe del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid recalca los dos frentes principales que están guiando la investigación en los últimos tiempos: “Por un lado se está tratando de individualizar el tratamiento de cada paciente, obteniendo los datos del tumor concreto de cada enfermo y administrando el tratamiento específico que ese cáncer requiere. Es lo que se ha llamado el tratamiento personalizado. Estos tratamientos pueden implicar el empleo de distintas drogas que ataquen al tumor en todos sus puntos vulnerables y este último punto es muy importante y el objeto de múltiples ensayos clínicos que hay actualmente en marcha. Por otro lado, hay una línea muy interesante de investigación en la actualidad, que trata de establecer el valor de la dieta, el ejercicio, y determinados hábitos de vida saludables, no sólo en la prevención, sino también en el tratamiento activo de determinados tumores”.

En la actualidad, y gracias a la colaboración con el CNIO, ya se han comenzado a realizar investigación en Fase I: “Estas investigaciones están orientadas a estudiar la tolerancia de los enfermos a las diferentes terapias. En la actualidad, los ensayos que estamos realizando en esta fase se ofrecen a los pacientes terapias más personalizadas de acuerdo a su perfil genético”, detalla Quimtela. Los ensayos en Fase I son una manera de ofrecer alternativas a los pacientes que ya se han sometido a las terapias estándar. “La investigación intenta ofrecer soluciones a tus pacientes. El cáncer es aún una patología no resuelta. Los fármacos siguen siendo tóxicos y no siempre nos ofrecen los resultados esperados. Todos los oncólogos tenemos ansia por ofrecer a nuestros pacientes tratamientos mejores. En la actualidad, si no estás involucrado en ensayos clínicos estás realizando una Oncología subóptima”.

Publicidad

Comentarios